En directo
    Mundo

    Más de una tonelada de dinero confiscada a un ex alto cargo militar chino

    Mundo
    URL corto
    0 13 0 0

    Las autoridades chinas han hallado en el sótano de la vivienda de un antiguo alto mando del Ejército más de un tonelada de dinero en metálico y múltiples objetos de arte y lujo.

    Las autoridades chinas han hallado en el sótano de la vivienda de un antiguo alto mando del Ejército más de un tonelada de dinero en metálico y múltiples objetos de arte y lujo.

    El general Xu Caihou, antiguo vicepresidente de la poderosa Comisión Militar Central, confesó el mes pasado haber cobrado ingentes sobornos a cambio de promociones.

    Una vez concluida la investigación, está previsto que Xu sea juzgado en breve por un tribunal militar.

    Los agentes desplazados a su lujosa mansión pequinesa de 2.000 metros cuadrados necesitaron 15 camiones para llevarse todo el material incautado, según la revista Phoenix Weekly.

    Entre sus pertenencias había más de una tonelada de dinero en dólares, euros y yuanes.

    También se encontraron numerosas gemas, esmeraldas y cientos de kilos del más refinado jade, la piedra preciosa por antonomasia en China.

    El exgeneral también guardaba valiosas antigüedades como pinturas y trabajos de caligrafía que se remontaban hasta la dinastía Tang (años 618-907).

    La revista asegura que el general hubo de "inclinar la cabeza y admitir la derrota" cuando se le leyó la lista de propiedades.

    Xu también había invertido en numerosos bienes inmuebles en todo el país, según la revista. Los investigadores han encontrado al menos cuatro viviendas en Shanghái puestas a nombre de su nieto de tres años.

    El exgeneral, de 70 años, fue detenido junto a su esposa en marzo por cargos de corrupción mientras él estaba recibiendo tratamiento en un hospital militar por un cáncer.

    Xu, el más alto cargo militar que cae en la campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping, ha sido expulsado del cuerpo y del Partido Comunista de China.

    El arresto de Xu había provocado un seísmo en el Ejército de Liberación Popular, cuyos altos cargos habían gozado de cierta impunidad a pesar de que el clima de corrupción era un secreto a voces.

    La lucha contra los excesos en el estamento militar empezó a finales de los años 90 con la prohibición de hacer negocios, pero la práctica continuó por la falta de controles.

    También era conocido que muchos de los nombramientos respondían más a afinidades políticas o sobornos que a la meritocracia militar.

    Algunos expertos han asegurado que la corrupción está tan extendida que limitaría la eficacia del Ejército en una hipotética guerra.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik