En directo
    Mundo

    Caravana por 43 estudiantes desaparecidos culmina en Ciudad de México

    Mundo
    URL corto
    Desaparición de estudiantes en México (201)
    0 0 0
    Síguenos en

    Una caravana de familiares y compañeros de 43 estudiantes desaparecidos de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa, que han recorrido tres regiones de México durante una semana, desemboca en la capital al anochecer de este jueves, día del 104º aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

    Una caravana de familiares y compañeros de 43 estudiantes desaparecidos de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa, que han recorrido tres regiones de México durante una semana, desemboca en la capital al anochecer de este jueves, día del 104º aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

    Los manifestantes de la protesta que se espera masiva, se han comenzado a congregar en tres puntos emblemáticos para las protestas en la capital: el monumento al Ángel de la Independencia, frente a la embajada de EEUU, la plaza de las tres culturas de Tlatelolco, donde en 1968 fueron masacrados unos 200 estudiantes, y el Monumento a la Revolución iniciada en 1910.

    "El propósito de la caravana es fortificar y articular el movimiento" por el fin de la violencia en México, dijo en entrevista con la cadena nacional MVS Omar García, el líder de los jóvenes de Ayotzinapa y sobreviviente de los ataques de hace casi dos meses.

    El día de protesta nacional ha recibido expresiones de apoyo desde otras ciudades de EEUU, Argentina, Italia, España, Dinamarca, Alemania y Australia, entre otros países.

    En un clima crispado por la peor crisis política del gobierno de Enrique Peña por las masivas violaciones a los derechos humanos y descontento social, esta es la cuarta manifestación nacional de protesta por la masacre cuyo desenlace aún no llega; y se espera que supere los 60.000 manifestantes de la más nutrida anterior.

    El Gobierno de Peña ha decidido suspender por primera vez el desfile militar y deportivo que cada año conmemora la revolución social de los caudillos campesinos y militares de principios del Siglo XX, que puso fin a la dictadura de Porfirio Díaz, y ha advertido que no tolerará actos de violencia.

    El 26 de septiembre, jóvenes aspirantes a maestros fueron atacados en la ciudad de Iguala por policías y narcotraficantes aliados por órdenes del alcalde, con saldo de seis muertos y 43 secuestrados y desaparecidos.

    Los manifestantes han marchado una semana en varias ciudades de México con el eslogan "¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos", y se espera que arriben al anochecer a la principal plaza de México, el Zócalo capitalino, frente al palacio Nacional y la Catedral Metropolitana.

    Los familiares y compañeros de los estudiantes rechazan un informe de las investigaciones de la fiscalía federal, que contiene fuertes indicios de que los jóvenes de origen indígena fueron asesinados.

    Según confesiones de sicarios detenidos, los 43 desaparecidos fueron quemados y sus restos lanzados a un río en ocho bolsas, de las cuales fueron localizadas dos, que han sido enviadas a la Universidad de Innsbruck para la identificación.

    La organización humanitaria Amnistía Internacional exigió al presidente Peña reconocer que los sangrientos ataques en Iguala, en el conflictivo estado de Guerrero, infestado por mafias del crimen organizado, no son aislados como él afirma y se trata de un crimen de Estado.

    El mandatario reprochó al inicio de esta semana que, al amparo de estas protestas y el dolor de los familiares, se movilicen grupos violentos en un plan por "desestabilizar al país y atentar contra el proyecto de Nación" de su Gobierno, basado en reformas estructurales que -según los sondeos de opinión- han resultado impopulares.

    "La afirmación del presidente pone en evidencia que su Administración continúa sin reconocer la grave crisis de derechos humanos que enfrenta México y que en los últimos años, la falta de acceso a la justicia y la impunidad ante violaciones graves a los derechos humanos ha sido una constante", dijo a la prensa Perseo Quiroz, director ejecutivo de Amnistía Internacional México.

    La mayoría de las protestas en casi dos meses han sido pacíficas, sin embargo, algunas han terminado con brotes de violencia, como la quema de la sede del Gobierno y el Congreso de Guerrero, el incendio de la sede el gobernante PRI en Veracruz, Michoacán y Guerrero, y el intento de quemar la puerta principal del Palacio nacional, todos sin víctimas.


    Tema:
    Desaparición de estudiantes en México (201)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook