En directo
    Mundo

    Dilma Rousseff se deja aconsejar por Lula y creará un gabinete de crisis para Petrobras

    Mundo
    URL corto
    0 01

    A su regreso de la reunión del G-20 en Australia la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se reunió inmediatamente con el expresidente Lula da Silva y sus ministros más cercanos para definir su estrategia de cara al nuevo mandato y a la gestión del escándalo Petrobras.

    A su regreso de la reunión del G-20 en Australia la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se reunió inmediatamente con el expresidente Lula da Silva y sus ministros más cercanos para definir su estrategia de cara al nuevo mandato y a la gestión del escándalo Petrobras.

    El pasado martes, según las informaciones divulgadas este miércoles por la periodista Cristiana Lobo, Rousseff y Lula se habrían encontrado en secreto en la residencia oficial de Torto, en la cual el expresidente residió durante las reformas en el Palacio de la Alvorada.

    En el encuentro estuvieron acompañados por el ministro de Casa Civil, Aloisio Mercadante, el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, y el nuevo hombre de confianza de la presidenta el gobernador de Bahía, Jacques Wagner.

    Con la vista puesta en los mercados, Lula habría sugerido a Rousseff la designación lo antes posible de un nuevo ministro de Hacienda y Economía, para lo cual habría señalado al expresidente del Banco Central durante su mandato, Henrique Meirelles, o ascender al actual secretario ejecutivo del ministerio de Hacienda, Nelson Barbosa.

    Por otra parte, la posibilidad de sustituir a Graça Foster, actual presidenta de la petrolera Petrobras sumida en el peor escándalo de corrupción de su historia, también fue planteada en el encuentro a pesar de las negativas de la presidenta a reemplazar a una persona de su más absoluta confianza y a todas luces libre de sospechas.

    Para ello se llegó incluso a proponer los nombres de los presentes Jacques Wagner y Aloisio Mercandante, aunque su nombramiento se correspondería a una decisión extrema dado su valor en el futuro nuevo mandato de la presidenta.

    Por último, la presidenta observó la necesidad de convocar un gabinete de crisis para controlar la crisis de corrupción en Petrobras que comienza a salpicar a cargos del Partido de los Trabajadores (PT) y de su aliado el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), una medida excepcional que también fue adoptada durante el escándalo del "Mensalao" en 2005.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik