En directo
    Mundo

    La policía desaloja a las 200 familias que ocupaban viviendas sociales en Río de Janeiro

    Mundo
    URL corto
    0 11

    La Policía Militar de Río de Janeiro desalojó durante toda la mañana de este miércoles a las más de 200 familias que ocupaban de manera irregular las viviendas sociales del programa "Minha Casa, Minha Vida".

    La Policía Militar de Río de Janeiro desalojó durante toda la mañana de este miércoles a las más de 200 familias que ocupaban de manera irregular las viviendas sociales del programa "Minha Casa, Minha Vida".

    Según la información facilitada por el 41º Batallón de la Policía Militar y el Tribunal de Justicia de Río de Janeiro, hasta el mediodía de este miércoles el desalojo de los 11 edificios, que componen el conjunto residencial "Guadalupe", ocurrió de manera pacífica.

    "Desde el principio el comandante del 41º BPM conversó con los ocupantes y ayudó por medio de varios camiones a retirar las pertenencias de las familias. Solamente fue necesario un pequeño grupo de agentes para garantizar la seguridad del oficial de Justicia en el recinto", aclaró el coronel Claudio Costa.

    Sin embargo, la versión de las autoridades, que incluso informó del despliegue de equipos de la Secretaria de Desarrollo Social en la zona, contrasta con la de algunos de los desalojados que se quejaron por la falta de asistencia a las familias por parte de las autoridades municipales durante el desalojo.

    "Queremos que el Consejo Tutelar conceda algún tipo de apoyo a estas familias. Las autoridades deberían explicar a estas familias qué va a ser de ellos. Estamos desamparados", declaró el trabajador en paro Davison Leandro a la prensa local.

    En previsión por posibles disturbios durante el desalojo, la Secretaria Municipal de Educación decretó el cierre durante la jornada de cuatro escuelas y una guardería en la región de Guadalupe, situada al norte de Río de Janeiro, afectando a cerca de 2.820 alumnos.

    El desalojo del conjunto de vivienda social ocupado fue determinado el pasado jueves por la Justicia de Río de Janeiro con el objetivo de garantizar los derechos sobre los legítimos beneficiados por el programa "Minha Vida, Minha Casa" que aguardan la entrega de sus nuevos domicilios.

    Situado junto a la favila de Gogó da Ema, el barrio de Guadalupe está considerado una de las zonas más deprimidas y peligrosas de la ciudad de Río de Janeiro lo cual obligó a extremar las precauciones durante el desalojo, especialmente si se tiene en cuenta la gran violencia con la que estos suelen producirse.

    El pasado mes de marzo, el desalojo de 6.000 personas en la ocupación en la antigua fábrica de la empresa telefónica "Oi" provocó decenas de heridos e imágenes de gran violencia entre agentes de la Policía Militar y los ocupantes del recinto que resistieron el desalojo arrojando piedras e incendiando barricadas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik