09:16 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Mundo

    España rechaza como "política" la petición de Argentina de detener a ministros franquistas

    Mundo
    URL corto
    0 0 0

    El ministro de Justicia español, el conservador Rafael Catalá, dijo este miércoles que la Interpol española denegó la petición de detención de los 20 altos cargos acusados de crímenes del franquismo reclamados por Argentina por su presunta "naturaleza política".

    El ministro de Justicia español, el conservador Rafael Catalá, dijo este miércoles que la Interpol española denegó la petición de detención de los 20 altos cargos acusados de crímenes del franquismo reclamados por Argentina por su presunta "naturaleza política".

    "La Secretaría General ha desestimado la solicitud", dijo Catalá, para destacar que fue el propio órgano el que consideró que "tiene naturaleza política".

    El Gobierno "no ha hecho otra cosa", según el responsable de Justicia, que "aplicar los procedimientos establecidos y trabajar de acuerdo al convenio de Interpol en la persecución de crímenes de lesa humanidad" para que "no sean desvirtuados por razones de índole política".

    El ministro alegó además "la prescripción de los hechos" y recurrió a la "Ley de Amnistía de 1977".

    Catalá respondió así a una pregunta del diputado nacionalista vasco Emilio Olibarria en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los diputados.

    La juez argentina María Servini solicitó el pasado 12 de noviembre la "detención preventiva" de 20 altos cargos de la época franquista acusados por crímenes acaecidos durante la dictadura. Entre ellos se encuentran los ex ministros Rodolfo Martín Villa y José Utrera Molina, suegro del anterior ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón.

    A Martín Villa, que mostró su disposición a declarar ante la juez Servini, se le acusa de la muerte de cinco obreros en una marcha sindical en Vitoria en 1975 cuando era responsable de Relaciones Sindicales.

    A Utrera Molina se le acusa de la muerte del anarquista Salvador Puig Antich, último ejecutado por garrote vil en España en 1974.

    El ministro arguyó que "el Estado de Derecho funciona" en España por lo que "parece innecesario" este "enjuiciamiento exterior".

    Un día antes de que se cumplan los 39 años de la muerte del dictador Francisco Franco, Catalá informó a los diputados de que el Gobierno español no ha recibido todavía ninguna petición de extradicción de la juez Servini.

    Y avanzó que, cuando la reciba, la Audiencia Nacional la denegará al igual que ocurrió con la anterior petición que afectaba a dos conocidos torturadores de la policía franquista, el inspector "Billy el Niño" y el "capitán Muñecas".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik