16:04 GMT +325 Septiembre 2018
En directo
    Pekín, la capital de China

    China y otros 20 países asiáticos crean un banco para sufragar las infraestructuras

    © Flickr/ Carfull
    Mundo
    URL corto
    0 70

    China y otros 20 países asiáticos han acordado la creación de un banco regional para sufragar las infraestructuras del continente y que nace como contrapeso a otras instituciones crediticias globales tradicionalmente dominadas por Occidente.

    China y otros 20 países asiáticos han acordado la creación de un banco regional para sufragar las infraestructuras del continente y que nace como contrapeso a otras instituciones crediticias globales tradicionalmente dominadas por Occidente.

    El memorándum de entendimiento para el Banco de Inversión para Infraestructuras de Asia (AIIB, por sus siglas inglesas) ha sido firmado esta mañana por representantes de los 21 gobiernos en Pekín, según la agencia de noticias oficial Xinhua, lo que empuja los trámites hacia el establecimiento formal de la entidad.

    Los países firmantes son China, Bangladesh, Brunei, Camboya, India, Kazhajistán, Kuwait, Laos, Malasia, Mongolia, Mianmar, Nepal, Oman, Pakistán, Filipinas, Uzbekistán, Catar, Singapur, Sri Lanka, Tailandia y Vietnam. Es notable la ausencia de Corea del Sur, Japón e Indonesia, tres de las cinco mayores economías asiáticas. La organización está abierta a nuevos ingresos y Pekín ha informado que siguen las charlas con Japón y Estados Unidos.

    La entidad nace para hacer frente a la gran cantidad de infraestructuras que el continente necesita para mantener el crecimiento de su economía, que según el Banco Asiático para el Desarrollo costarán ocho billones de dólares en la próxima década.

    “En China solemos decir que si quieres hacerte rico, primero tienes que construir carreteras”, ha dicho el presidente de China, Xi Jinping, tras la firma.

    Detrás de la iniciativa está Pekín. Xi la propuso el pasado mes de octubre en una visita al Sudeste asiático para promover la conectividad y la integración económica de la zona y China pondrá los primeros 50 mil millones de dólares. Otros 50 mil millones vendrán de prestamistas privados y otras instituciones.

    El banco es la reacción a su escasa representación en las grandes organizaciones financieras globales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, tradicionalmente dominadas por Occidente. Pekín, que entiende ese ostracismo como discriminatorio, también ha empujado la creación de otro banco para las naciones BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

    El nuevo banco regional ha provocado las reticencias de Washington, que teme que pueda restar relevancia a las entidades globales actuales e incremente el peso chino en la esfera internacional. Estados Unidos ha advertido que la nueva institución liderada por Pekín podría rebajar los requisitos de los créditos en materia medioambiental, protección laboral o de derechos humanos.

    Lou Jiwei, ministro de Economía chino, ha asegurado que aunque existe un enfoque diferente a las actuales entidades financieras, éstas han aplaudido la creación del nuevo banco y espera que en el futuro puedan colaborar en varios proyectos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik