En directo
    Jordi Pujol, expresidente de Cataluña (Archivo)

    La Policía busca el patrimonio oculto de la familia del expresidente catalán Jordi Pujol

    © Flickr / Agència Catalana de Notícies
    Mundo
    URL corto
    0 0 0

    La Fiscalía Anticorrupción sigue analizando la ingente documentación extraída ayer de la casa de Oleguer Pujol, el pequeño de los siete hijos del expresidente catalán Jordi Pujol.

    La Fiscalía Anticorrupción sigue analizando la ingente documentación extraída ayer de la casa de Oleguer Pujol, el pequeño de los siete hijos del expresidente catalán Jordi Pujol.

    La Fiscalía busca “ampliar, contrastar o descartar” los indicios que le acusan por blanqueo de capitales y delitos fiscales, cometidos en siete operaciones inmobiliarias por un importe de 2.000 millones de euros.

    Las pesquisas se centran también en el material informático donde el pequeño de los Pujol podría guardar su patrimonio y sus operaciones financiaras, según revela hoy el diario La Vanguardia.

    La Policía registró ayer durante ocho horas la lujosa vivienda situada en la parte alta de Barcelona de Oleguer Pujol. Paralelamente entró en cuatro despachos en Madrid, Valencia y Melilla. Pujol fue detenido y puesto en libertad con cargos ayer por la tarde tras negarse a declarar. Su socio Luis Iglesias, yerno de Eduardo Zaplana, exministro del Gobierno de José María Aznar y expresidente valenciano, también fue arrestado.

    Oleguer es el primer hijo del que fuera presidente nacionalista del Gobierno catalán durante 23 años en ser detenido y el tercero con una causa judicial abierta por diversos escándalos de corrupción.

    El pasado 25 de julio, Jordi Pujol, reconoció haber mantenido en paraísos fiscales una fortuna. La confesión del hombre considerado el líder moral de Cataluña conmocionó a la sociedad catalana y española.

    Según publican hoy los periódicos catalanes, la Policía tenía constancia de que las operaciones supuestamente ilegales de la familia Pujol estaban almacenadas en una “nube informática, que se nutría desde Madrid, pero que podía ser destruida tanto desde allí como desde Barcelona, mediante, simplemente, apretar un botón en un móvil”.

    Por este motivo los espectaculares registros “se iniciaron simultáneamente a la misma hora, y en ellos participaron tanto agentes de la UDEF como policías especializados en delitos tecnológicos, para impedir la manipulación de ordenadores o teléfonos que pudieran acarrear la destrucción de pruebas”.

    La investigación de este nuevo caso de corrupción surge del informe de la Unidad Delincuencia Económica y Fiscal del Cuerpo Nacional de Policía (UDEF), donde se imputaba a Oleguer Pujol “un blanqueo de capitales llevado a cabo tras varias operaciones inmobiliarias”.

    Principalmente “por su participación en la compra de 1.152 oficinas del Banco Santander, la adquisición de oficinas de Bankia y la edificación de un hotel en las islas Canarias”. Unas transacciones en las que se movieron 2.000 millones de euros.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik