06:24 GMT +326 Septiembre 2018
En directo
    Mundo

    La Era de la Información entra en el museo de la Ciencia de Londres

    Mundo
    URL corto
    0 0 0

    La Era de la Información en el museo de la Ciencia de Londres ha sido inaugurada este mediodía por la reina Isabel y el príncipe Felipe de Edimburgo en la capital inglesa.

    La Era de la Información en el museo de la Ciencia de Londres ha sido inaugurada este mediodía por la reina Isabel y el príncipe Felipe de Edimburgo en la capital inglesa.

    El museo de la Ciencia de Londres dedica un nuevo espacio a la historia de la evolución de las comunicaciones, desde la invención del telégrafo en el siglo XIX hasta la última generación de telefonía móvil inteligente.

    La Era de la Información es una galería de 2.500 metros cuadrados con más de 800 objetos y documentos visuales e interactivos, El espacio se ha estructurado en seis "redes que cambiaron nuestro mundo" en los últimos doscientos años: el cable, la radio y televisión, el teléfono, la constelación de satélites, la web y la comunicación celular.

    El recorrido entresaca no solo a los pioneros de cada avance tecnológico, sino también "las voces escondidas de los usuarios" en diferentes épocas de la historia y las infraestructuras que facilitan las comunicaciones, según explicó la comisaria principal del proyecto, Tilly Blyth, durante la presentación de la galería a la prensa.

    Una computadora soviética BESM (máquina de calcular electrónica de alta velocidad), diseñada por el ingeniero electrónico Serguéi Lébedev en los años sesenta, se muestra junto a su rival estadounidense CDC 6600.

    "Son los primeros ordenadores grandes, poderosos y rápidos. Era una época de tensión política pero también de inversión en ciencia y tecnología", resaltó Blyth.

    En la nueva galería se exhibe la consola de control de la veintena de componentes que integran la versión BESM-6, de 1965, que el museo londinense adquirió en 1993.

    Un modelo de seis metros de la mítica torre radiofónica Shabolovka, levantada en Moscú en 1922, se eleva a pocos pasos de un transmisor Marconi que ese mismo año protagonizó la primera emisión de radio de la BBC, con un alcance limitado entonces a Londres.

    El diseño de la torre soviética, con su estructura hiperboloide de acero creada por Vladimir Shukhov, es una joya modernista cuyo impacto aún se propaga entre creadores contemporáneos. Entre ellos, el arquitecto Norman Foster la adaptó en la cubierta del patio central del Museo Británico.

    Isabel I ha tenido la oportunidad de rememorar el día de su coronación, en 1953, a través de los testimonios de personas que siguieron la ceremonia por televisión. El museo también conserva el primer telegrama que se intercambiaron la reina Victoria y el presidente de EEUU James Buchanan en 1858.

    El visitante se sorprenderá con el sencillo ordenador NeXT en el que Tim Berners-Lee lanzó la World Wide Web en 1989, dando un paso de gigantes en el acceso automático a la información.

    "El mundo nos está vigilando" se lee en la sección dedicada a la historia de los satélites, que muestra desde ejemplos de los primeros aparatos de espionaje internacional, a la llegada del GPS y las cámaras de Google Earth.

    Hay mucho por descubrir en la Era de la Información, un proyecto con una inversión de 16 millones de libras y cuatro años de gestión y montaje. El diseño está enfocado a atraer el interés de todos y particularmente de los menores que conforman una gran parte de los más de tres millones de visitantes anuales del Museo de la Ciencia, con entrada gratuita.

    Jessica Bradford, responsable del contenido de la nueva galería, tiene un claro favorito entre los 800 objetos de la exposición permanente: un dedal de plata. La señora Emily FitzGerald probablemente lo utilizó durante sus horas de costura antes de cederlo al progreso tecnológico. Relleno de acido y zinc, este dedal emitió una señal eléctrica que fue detectada al otro lado del Atlántico en 1866.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik