En directo
    Mundo

    Princesa rumana acusada por peleas de gallos en EEUU

    Mundo
    URL corto
    0 0 0

    La tercera hija del desterrado rey de Rumanía, Irina Walker, y su marido, John Walker, fueron condenados por un tribunal del estado de Oregón, EEUU, a tres años de libertad condicional y a una multa de 200.000 dólares por organizar peleas de gallos en su rancho.

    La tercera hija del desterrado rey de Rumanía, Irina Walker, y su marido, John Walker, fueron condenados por un tribunal del estado de Oregón, EEUU, a tres años de libertad condicional y a una multa de 200.000 dólares por organizar peleas de gallos en su rancho.

    Las autoridades del estado detuvieron a la mujer en agosto del año pasado. Irina, de 61 años, organizó junto con su cónyuge en los últimos 18 meses unas 10 peleas de gallos, diversión prohibida en EEUU.

    La pareja cobraba diez dólares a cada espectador y 1.000 dólares a cada participante que quería que su gallo se enfrentara con un contrincante, según informa la agencia Reuters.

    Entre los cargo se menciona además un negocio de apuestas ilegales y la venta de bebidas alcohólicas y alimentos sin licencia. Se informa que los Walkers tuvieron que vender parte de sus inmuebles para pagar la multa.

    Sin embargo, las autoridades de Oregón le permitirán a Irina viajar al extranjero, pues su padre, Miguel I de Rumanía, está próximo a cumplir los 93 años y se encuentra en un estado de salud preocupante.

    Un ayudante del procurador destacó que el delito fue descubierto gracias a unos informantes que le hicieron llegar a las autoridades un vídeo con una de las peleas.

    Miguel I ocupó en dos ocasiones el trono de su país, pero en 1947 tuvo que emigrar obligado por el nuevo Gobierno comunista. Actualmente el monarca reside otra vez en Rumanía.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik