Widgets Magazine
En directo
    Mundo

    La española con ébola gana la batalla al virus

    Mundo
    URL corto
    El virus del Ébola se propaga por el mundo (397)
    0 0 0

    El equipo médico que ha atendido desde el 6 de octubre a la primera paciente contagiada de ébola fuera de África ha confirmado que Teresa Romero, de 44 años, ha derrotado al virus.

    El equipo médico que ha atendido desde el 6 de octubre a la primera paciente contagiada de ébola fuera de África ha confirmado que Teresa Romero, de 44 años, ha derrotado al virus y su cuerpo ya está totalmente limpio de la infección.

    El doctor José Ramón Arribas, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III de Madrid, ha anunciado en una rueda de prensa esta tarde que Romero ha dado negativo en los cuatro análisis (PCR) que se le han realizado estos últimos cuatro días.

    "Hoy comunicamos que Teresa Romero cumple los requisitos que marca la Organización Mundial de la Salud para declararla curada de ébola", dijo el especialista, que agregó que hasta dentro de 42 días y "si no sale ningún otro infectado" no se podrá declarar a España libre de de esta enfermedad, como así ha ocurrido con Nigeria.

    Romero, auxiliar de enfermería, se contagió del virus al atender a dos misioneros españoles repatriados a Madrid con la infección.

    "Es la primera vez en la historia que tratamos el ébola en un país desarrollado" dijo Arribas para añadir que su equipo ha trabajado en red con los otros centros de Occidente que tienes pacientes con esta sintomatología.

    Arribas explicó que la enferma ha recibido toda una serie de tratamientos experimentales y de apoyo "pero es muy difícil todavía decidir cuál es el que más le ha ayudado". El médico destacó la juventud y la "enorme fortaleza física y mental" de Romero, que el fin de semana del 11 y 12 de octubre se debatía entre la vida y la muerte.

    Escasos occidentales

    Un amplio equipo médico sigue controlando a Romero ya que todavía no se ha recuperado del todo, tras la gravedad de la infección que ha sufrido.

    "Como cualquier enfermedad grave y en cualquier paciente, lo que va mandando es la evolución clínica a medida que se suceden los días. Una cosa es el negativo en sangre y otra lo que ha podido hacer el virus, por lo que vamos a seguir controlando" a Teresa, explicó Fernando de la Calle, de la unidad de medicina tropical, que insistió en que confían en su total recuperación.

    Según informó al mediodía la portavoz de la familia, Teresa Mesa, se calcula que deberán pasar otras dos o tres semanas para que pueda abandonar el hospital.

    Teresa se convierte en uno de los escasos occidentales que ha superado la infección, tras Slije Lehne Michalsen, la médico noruega de Médicos Sin Fronteras, Kent Brantly, médico estadounidense, o la enfermera Nancy Writebol, contagiada en Liberia.

    Romero, que lleva 15 años trabajando en el Hospital Carlos III de Madrid, había atendido a Miguel Pajares, el primer misionero repatriado a España desde Liberia tras dar positivo en ébola, y que falleció el 12 de agosto.

    La técnica se presentó voluntaria para asistir al segundo misionero repatriado desde Sierra Leona, Manuel García Viejo. El contagio se produjo previsiblemente durante los cuidados a este religioso que falleció el 25 de septiembre.

    La auxiliar de enfermería se convirtió en el tercer caso de ébola en España y el primero que se contagiaba, de una persona a otra, fuera del continente africano.

    Fallos en el protocolo

    Los posibles fallos en el protocolo rodearon esta trágica noticia desde un principio. La auxiliar comenzó con los síntomas el 30 de septiembre, con unas décimas de fiebre, y sin embargo, no llegó a ingresar hasta seis días después.

    Tras atender al misionero, Romero cogió vacaciones y se autocontroló durante los días siguientes, como marca el protocolo, y sin otra supervisión.

    Tras los primeros síntomas, el hospital Carlos III decidió no ingresarla porque la fiebre "todavía no llega a 38,6º", que es lo que se marcaba esos días el protocolo.

    Finalmente fue trasladada en una ambulancia, sin las medidas preventivas adecuadas, al hospital de Alcorcón, en las afueras de Madrid. En este centro se le hicieron las pruebas. Los dos análisis dieron positivo en el virus del ébola. Ella dijo entonces que se enteró por la prensa.

    Teresa fue trasladada al hospital Carlos III el 6 de octubre, donde ha permanecido hasta hoy aislada mientras recibía suero sanguíneo con anticuerpos, obtenido de supervivientes al virus.

    Su estado de salud empeoró por momentos, incluso con un fallo respiratorio, tal y como informaron los portavoces del hospital.

    Perro sacrificado

    El marido de la auxiliar, Javier Limón, sigue aislado por precaución en el mismo centro aunque sin síntomas. Se supone que saldrá del centro la próxima semana.

    El perro de la auxiliar, Excálibur, fue sacrificado por orden de la Comunidad de Madrid, por "riesgo de contagio", a pesar de que no se le hicieron pruebas para conocer si tenía el virus. En España vivió una gran movilización para evitar la muerte de la mascota pero finalmente no lograron impedirlo.

    Teresa Romero desconoce no sólo la desaparición de su perro si no el eco mediático mundial que ha tenido su figura.

    Las críticas han rodeado este primer caso de ébola en España ante lo que la oposición política ha tachado de una mala gestión, especialmente después de que el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, acusara a la paciente de mentir y de haberse contagiado ella misma.

    Esta mañana, el Consejo General de Enfermería reconoció que "nunca va a poder saberse lo que ha ocurrido porque ha habido muchos factores de riesgo implicados".

    El ébola se ha cobrado la vida de más de 4.500 personas, la inmensa mayoría en África Occidental.

    Tema:
    El virus del Ébola se propaga por el mundo (397)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik