En directo
    Mundo

    Desparecidos 43 estudiantes tras violencia del fin de semana en México

    Mundo
    URL corto
    Desaparición de estudiantes en México (201)
    0 0 0

    Un grupo de 43 estudiantes aspirantes a maestros rurales siguen desaparecidos este miércoles, tras los ataques que causaron seis muertos y unos 20 heridos el fin de semana, de los cuales están acusados policías de la ciudad de Iguala, 200 km al suroeste de Ciudad de México, denunciaron familiares.

    Un grupo de 43 estudiantes aspirantes a maestros rurales siguen desaparecidos este miércoles, tras los ataques que causaron seis muertos y unos 20 heridos el fin de semana, de los cuales están acusados policías de la ciudad de Iguala, 200 km al suroeste de Ciudad de México, denunciaron familiares.

    "Los padres y familiares de los 43 desaparecidos declararon ante la agencia especializada del Ministerio Público en busca de personas desaparecidas del estado de Guerrero (suroeste)", dijo vía telefónica a RIA Novosti el asesor jurídico de Centro de Derechos Humanos de la Montaña de Guerrero, Virulfo Rosales, quien asiste a los padres de los estudiantes.

    El viernes pasado, 26 de septiembre, unos 200 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, municipio rural del estado de Guerrero (suroeste), llegaron a la ciudad de Iguala para organizar una marcha el 2 de octubre, en conmemoración de los 46 años de la masacre de estudiantes en el barrio de Tlatelolco, perpetrada en la Ciudad de México, que marcó el llamado el Movimiento Estudiantil del 68 mexicano.

    Los estudiantes tomaron el viernes tres autobuses para viajar a la ciudad de Chilpancingo, capital de Guerrero (con costas al Pacífico), pero cinco patrullas policiales les cerraron el paso y "comenzaron a disparar indiscriminadamente", de acuerdo con los estudiantes y los defensores humanitarios.

    "Hay testigos de que por lo menos 25 estudiantes fueron detenidos por la policía municipal de Iguala, en cinco patrullas identificadas por sus números, durante el primer ataque del viernes por la noche", cuando los estudiantes viajaban en autobuses hacia la capital de Guerrero, Chilpancingo, a una hora de distancia. El resto de estudiantes se dispersó tras los ataques.

    Cuando los estudiantes de la escuela normal para maestros llegaron a los centros de detención policial de Iguala, el director de Seguridad Publica de Iguala les dijo que no tenía a ninguna persona detenida y les mostró las celdas sin estudiantes, denunciaron los defensores humanitarios.

    "El Presidente Municipal (alcalde) de Iguala, Luis Abarca, pidió el martes licencia para encarar la investigación; y se montó un operativo judicial para detenerlo; pero ya no lo encontraron, ni en la presidencia municipal ni en su residencia particular", dijo a RIA Novosti el abogado humanitario que asiste a las víctimas y familiares de estudiantes desaparecidos.

    El alcalde de Iguala tiene en su contra supuestas investigaciones previas por presuntos vínculos con la delincuencia organizada, de acuerdo con un reporte divulgado por el programa noticioso de Radio Imagen, de cobertura nacional.

    De los seis muertos, tres son estudiantes, uno apareció al día siguiente con signos de tortura, el sábado 27 de septiembre, en lugar de la primera balacera; los otros tres murieron en otro ataque a un autobús que transportaba un equipo de tercera división: un jugador, el chofer y una señora que pasaba por el lugar.

    El procurador de Guerrero, Iñaky Blanco, dijo la noche del martes que 19 de 22 policías detenidos por los ataques dispararon sus armas, de acuerdo con las pruebas periciales de balística y están detenidos. Dijo además que habían sido encontrados 14 de los 57 estudiantes denunciados el lunes como desaparecidos y que continúa la búsqueda de otros 43.

    El presidente de México, Enrique Peña, dijo el martes a periodistas que el Gobierno federal "no puede sustituir las responsabilidades que tienen los Gobiernos estatales", como el de Guerrero.

    Las autoridades de Guerrero deben emprender "toda la investigación a fondo" para identificar a los culpables, dijo el mandatario a periodistas.

    La violencia que involucra a policías en Guerrero, uno de los estados más afectados por la violencia del narcotráfico que ha dejado al menos 70.000 muertos desde 2007 en México, ocurre al mismo tiempo que la fiscalía federal anunció el martes que tres miembros del Ejército serán acusados de asesinato de 21 de 22 sicarios ejecutados después de rendirse, en el vecino estado de México que colinda con la capital.

    Tema:
    Desaparición de estudiantes en México (201)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik