En directo
    Mundo

    La policía de Virginia investiga si tiene bajo custodia a un asesino en serie

    Mundo
    URL corto
    0 0 0

    Jesse Matthew, el joven detenido como sospechoso por la desaparición de la estudiante de la Universidad de Virginia, Hannah Graham, habría dado positivo en un test forense que podría ligarlo a un asesinato cometido en 2009

    Jesse Matthew, el joven detenido como sospechoso por la desaparición de la estudiante de la Universidad de Virginia, Hannah Graham, habría dado positivo en un test forense que podría ligarlo a un asesinato cometido en 2009.

    Aunque la policía no ha revelado qué clase de prueba forense ha practicado y si se trata de ADN, sí ha subrayado su confianza en que las nuevas pruebas ayudarán a aclarar la muerte de Morgan Harrington, cuyos restos mortales fueron encontrados no lejos de donde Graham fue vista por última vez.

    Detenido tras estudiar las grabaciones de diversas cámaras de seguridad, Matthew permanece aislado en una prisión de Virginia. Se da la circunstancia de que la zona, atravesada por la Autopista 29, ha sido epicentro de otras desapariciones y asesinatos de mujeres en los últimos años. Entre los casos no resueltos figura el asesinato de Cassandra Morton en 2009, así como la desaparición de Samantha Ann Clarke en 2010. Las autoridades policiales de los condados con casos similares han confirmado que investigán la posible correlación en base a la nuevas evidencias recogidas tras el arresto de Jesse Matthew.

    La cautela es máxima por parte de los detectives y la fiscalía, pero tal y como ha reconocido un portavoz de la policía, llama la atención el posible vínculo entre dos crímenes cometidos con un lustro de separación, así como la sorprendente abundancia de estos y otros casos similares en una zona tan focalizada.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik