En directo
    Mundo

    Brasil intenta controlar el aumento de imágenes de menores armados en las redes sociales

    Mundo
    URL corto
    0 1401

    La policía de la ciudad brasileña de Río de Janeiro investiga el aumento en las redes sociales de imágenes de adolescentes, e incluso niños, posando con armas de gran calibre.

    La policía de la ciudad brasileña de Río de Janeiro investiga el aumento en las redes sociales de imágenes de adolescentes, e incluso niños, posando con armas de gran calibre.

    En declaraciones al programa televisivo "Bom Día Brasil", una mujer que prefirió no identificarse y profesora en una de las escuelas del conjunto de favelas de la Maré, en el norte de la ciudad, afirmó que son muchos los alumnos que demuestran orgullosos su conexión con el narcotráfico.

    "Hacen gestos como si estuviesen disparándose entre ellos y las señales con las manos que hacen las diferentes facciones de narcotraficantes. Todo el tiempo así, hablan con orgullo de que tienen el padre o un primo traficante como si eso les diese autoridad sobre sus compañeros de clase", afirmó la docente.

    Sin embargo, el ambiente fuera de la escuela es mucho peor: "Vemos a niños de 9 o 10 años portando fusiles de asalto, Todavía no lo hacen dentro de la escuela pero son fácilmente visibles desde las ventanas. Ese es el poder que quieren enseñar a los demás".

    La Secretaría de Educación de Río de Janeiro, por su parte afirmó que "combate activamente el ausentismo escolar" y que "desenvuelve programas en áreas de riesgo para incentivar el interés por los estudios".

    Ya en las redes sociales, las imágenes de menores armados, normalmente acompañados de comentarios como "mi juguete" o "mi pequeña", circulan con "excesiva libertad" según la Delegación de Represión de Crímenes Informáticos (DRCI).

    Esta división de la policía de Río de Janeiro intenta, mediante sus "rondas virtuales" en las redes sociales, localizar las páginas web que albergan imágenes que contengan armas, drogas o simbología de facciones criminales.

    Según el portavoz del DRCI, los menores que publican las imágenes podrían ser imputados por crímenes de apología y asociación al narcotráfico.

    "Las personas tienen que tomar conciencia que internet no es una tierra sin ley. Todo lo que se hace en internet deja rastros y la policía está a la búsqueda de los mismos para aplicar la responsabilidad a esas personas", declaró.

    Según un informe divulgado hoy viernes por Unicef, Brasil es el segundo país del mundo en el número total de asesinatos de menores con un total de 11.000 víctimas solamente en 2012.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik