En directo
    Mundo

    La financiación de la OTAN choca con las políticas de austeridad en los países miembros

    Mundo
    URL corto
    0 191 0 0

    La crisis de Ucrania empujó la financiación de la OTAN al centro del debate de la Cumbre de Gales, pero todo parece indicar que el secretario general de la alianza, Anders Fogh Rasmussen, saldrá hoy del complejo de Newport sin alcanzar el objetivo marcado.

    La crisis de Ucrania empujó la financiación de la OTAN al centro del debate de la Cumbre de Gales, pero todo parece indicar que el secretario general de la alianza, Anders Fogh Rasmussen, saldrá hoy del complejo de Newport sin alcanzar el objetivo marcado.

    “Se consideraba un tema demasiado sensible y controvertido para someterlo a debate, pero la crisis en Europa del Este le ha dado un nuevo impulso”, señala el profesor Michael Clark, director del Royal United Services Institute (RUSI), en un encuentro paralelo a la cumbre.

    Los 28 Estados miembros se comprometieron destinar a Defensa un mínimo del 2% del PIB nacional, pero hasta la fecha solo alcanzan o superan este umbral cuatro países: Estados Unidos, Reino Unido, Estonia y Grecia. Otros cuatro – Lituania, Polonia, Rumanía y Turquía- han fijado al menos una fecha para alcanzar el objetivo. Pero el resto de países no tiene planes ni ambición de desviar ingresos al sector militar en plena etapa de austeridad en el gasto social.

    Fuentes gubernamentales españolas confirman a Nóvosti la imposibilidad de ceder a la presión de Rasmussen.

    “Colaboramos muy activamente con la OTAN. Para España es un esfuerzo enorme pese a la difícil situación económica. Mantendremos el compromiso hasta el límite que podamos”, señala un portavoz de la delegación que participa en la Cumbre de Newport.

    España forma parte de “un muy amplio grupo” de países que supeditan su contribución a las arcas de la OTAN a las “limitaciones de la austeridad fiscal”. En el caso español, se invierte el 0,9% del PIB anual, porcentaje que solo es superado a la baja por Luxemburgo (0,4%).

    Incluso el anfitrión británico de la Cumbre tiene dificultades para preservar el nivel de contribución, pese a la insistencia del primer ministro David Cameron por exigir responsabilidades a sus colegas en la alianza militar.

    “El presupuesto de Reino Unido en Defensa caerá por debajo del 2% para finales de 2016”, admite el director de RUSI.

    “Esta cumbre” añade el profesor Clarke a preguntas de Nóvosti, “puede ser el momento en que se frene finalmente el descenso en los presupuestos de Defensa a nivel nacional. Esta cumbre puede tener el efecto de accionar un parón tras una larga etapa de continuo declive”.

    Un freno a la caída en las partidas destinadas al gasto militar se dibuja por tanto como el escenario más realista de la Cumbre de Newport. El compromiso también se extenderá a la inversión de al menos el 20% de ese 2% del PIB nacional en equipos y aparatos militares.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik