Widgets Magazine
En directo
    Barcelona

    La coyuntura económica y política, causa del descenso de turistas rusos en España

    © Sputnik / Alexei Danichev
    Mundo
    URL corto
    0 0 0

    El turismo ruso en España no crece tanto como se esperaba. A pesar de que las previsiones auguraban que aumentaría aproximadamente un 20% respecto a 2013, el crecimiento se ha limitado a apenas un 2,8% e incluso ha caído en zonas de Cataluña, el punto más visitado por los turistas rusos.

    El turismo ruso en España no crece tanto como se esperaba. A pesar de que las previsiones auguraban que aumentaría aproximadamente un 20% respecto a 2013, el crecimiento se ha limitado a apenas un 2,8% e incluso ha caído en zonas de Cataluña, el punto más visitado por los turistas rusos.

    Esta situación contrasta con el aumento, en media anual, de casi el 39% durante el período 2010-2013, según información de ATOR y la Agencia Federal de Turismo.

    En este 2014, sin embargo, la tendencia ha cambiado y, según las previsiones, podría continuar así al menos hasta final de año. El Instituto de España de Turismo ha afirmado a Nóvosti que tanto “la coyuntura económica en Rusia durante primer trimestre de 2014, con la depreciación del rublo frente al euro, y política, con la crisis de Ucrania y las sanciones, están marcando un cambio de tendencia” en el mercado turístico ruso fuera de sus fronteras, lo que ha provocado este escaso crecimiento.

    “No creo que los efectos de las sanciones sea una caída del turismo, al menos a corto plazo”, afirma a Nóvosti Javier Morales, coordinador de Rusia y Eurasia de la Fundación Alternativas y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid.

    “Sin embargo, sí hay alguna medida de las sanciones que puede tener efectos directos. Este es el caso de la aerolínea de bajo coste rusa Dobrolet, tras incluirse en las empresas sancionadas a Aeroflot por cubrir un importante destino a Simferópol”, afirma Morales. “Dobrolet suspendió este lunes todos sus vuelos de forma indefinida tras ver cancelados sus contratos con los proveedores europeos”, explica el experto.

    A pesar de que esta compañía era de reciente creación y operaba principalmente en Rusia, tenía previsto expandirse a Europa, una operación que es posible que nunca llegue a producirse con motivo de las sanciones y que podría afectar al turismo en España al ser uno de los principales destinos del continente Europeo para los rusos.

    Otro de los aspectos que Morales defiende que puede afectar es la expedición de visados. España fue el destino más visitado por los rusos, según datos de Organización Mundial del Turismo, entre los países que requieren visado. “Los visados para entrar a España siempre han sido un elemento disuasorio para el turista ruso”, afirma el experto. “Las negociaciones para facilitar los de negocios e incluso llegar a eliminar los turísticos se han paralizado. El turista ruso sabe que será por bastante tiempo dada la situación política, es más, los requisitos es más probable que se endurezcan como represalia por las sanciones si éstas continúan”, explica a Nóvosti el profesor.

    Durante el 2013 se expidieron 1.086.599 visados a España según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores, lo que supone un 18% de incremento con respecto a 2012. Esta cifra todavía no está disponible para 2014, sin embargo, se espera que sea un aumento mucho menor.

    No obstante, el experto defiende que las principales causas de esta caída del turismo ruso en España son económicas. “La depreciación del rublo, la afluencia de los turistas rusos a otros destinos similares a España pero más baratos y que no necesitan visado, u otros factores no relaciones con la crisis de Ucrania son el principal motivo”, afirma Morales. “Creo que estas causas tienen mayor fuerza que las sanciones actualmente, aunque es posible que esto cambie en un futuro si no cesa la tensión entre Europa y Rusia”.

    Según la Agencia Federal de Turismo de Rusia, cifró en 1.270.408 el número de rusos que visitaron España en 2013 de los cuales únicamente 1.012.811 eran turistas. Según la Asociación de Turoperadores de Rusia, esto sitúa al país como el segundo destino preferido por los rusos para sus vacaciones en Europa, sólo por detrás de Grecia, y el quinto para el producto de sol y playa, tras Turquía, Egipto, Tailandia y la propia Grecia.

    A pesar de este cambio de tendencia, las características de los visitantes de Rusia no varían. El 60,6% tienen entre 25 y 44 años y la mayoría (un 56,3%), son de clase media, seguidos de la clase media-alta (35,5%) y la alta (6,7%).

    El gasto medio del turista ruso es uno de los más elevados de las nacionalidades que viajan a España. Ha crecido durante los últimos años, alcanzando actualmente los 1.487 euros.

    Cataluña, la más visitada

    En cuanto al destino en España, según el servicio de estudios de Turespaña, un 61,4% prefiere Cataluña, un 12,2% las Islas Canarias, un 8,4% las Islas Baleares y un 7,5% la Comunidad Valenciana.

    En Cataluña este turismo creció el pasado año por encima del 30% y atrajo a casi un millón de visitantes procedentes de Rusia y países de su entorno. Sin embargo, este verano también se ha frenado por primera vez desde 2009.

    Los hoteleros catalanes cifran la caída en un 6% en la Costa Dorada y entre un 15% y un 20% en la Costa Brava. Sin embargo, continúan siendo el principal cliente extranjero a pesar de que “gasten menos”, según afirman los comerciantes, para los que la llegada del turista ruso supone un salvavidas económico en la época estival.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik