En directo
    Mundo

    Activistas presos antes de la final del Mundial preparaban una acción con bombas caseras

    Mundo
    URL corto
    Copa Mundial de Fútbol 2014 (89)
    0 01
    Síguenos en

    Un informe de la Policía Militarizada brasileña difundido hoy por el diario local O Globo, dice que los 23 activistas detenidos en Río de Janeiro en la víspera de la final del Mundial, preparaban una acción para el día del encuentro en la que iban a utilizar bombas caseras, cócteles molotov y barras metálicas.

    Un informe de la Policía Militarizada brasileña difundido hoy por el diario local O Globo, dice que los 23 activistas detenidos en Río de Janeiro en la víspera de la final del Mundial, preparaban una acción para el día del encuentro en la que iban a utilizar bombas caseras, cócteles molotov y barras metálicas.

    El documento de la investigación policial llevó a la Justicia de Río de Janeiro el pasado viernes a decretar prisión preventiva de los 23 activistas que fueron detenidos en una operación de la que 18 personas consiguieron escapar.

    Según el informe, los activistas contrarios a la organización del Mundial en Brasil, habían preparado una acción de guerrilla para el pasado día 13 de julio, jornada en la que se enfrentaron Alemania y Argentina por la final del Mundial.

    En dicho acto pretendían utilizar bombas caseras de fragmentación, cocteles molotov y erizos (un arma casera compuesta por barras de metal para romper las barricadas).

    Las investigaciones policiales apuntan a la activista Elisa Quadros Pinto Sanzi como la principal cabecilla de un grupo que tendría como referente en la comisión de organización a la profesora de filosofía Camila Rodrigues Jourdan.

    Para conseguir llegar hasta los miembros del grupo, la policía contó con testimonios de 38 personas, entre ellos 11 exintegrantes del colectivo, que ayudaron a los agentes para descubrir las tácticas que estaban en marcha.

    El día 12 de junio, fecha en la que se celebró la ceremonia de inauguración del Mundial, un grupo de manifestantes, presuntamente vinculados con los detenidos, colocaron una bomba casera en el metro, atacaron una agencia bancaria en Copacabana y tres días después otra en el popular barrio de Vila Isabel.

    Los detenidos se enfrentan a penas de uno a tres años de prisión, si bien diversas agravantes podrían hacer que su estancia en la cárcel se prolongue. 

    Tema:
    Copa Mundial de Fútbol 2014 (89)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook