Widgets Magazine
04:46 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Mundo

    Xi Jinping viaja a Latinoamérica para estrechar los vínculos económicos

    Mundo
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El presidente chino, Xi Jinping, ha empezado hoy una gira por cuatro países latinoamericanos para intensificar las relaciones económicas y políticas.

    El presidente chino, Xi Jinping, ha empezado hoy una gira por cuatro países latinoamericanos para intensificar las relaciones económicas y políticas.

    El mandatario visitará Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba, después de que el año pasado pisara México, Costa Rica y Trinidad Tobago. Este segundo viaja apuntala el interés por la zona que Xi anunció después de subir al poder en el gigante asiático y subraya la voluntad de Pekín de jugar un papel global más importante.

    Además de cultivar las tradicionales relaciones bilaterales, Xi también atenderá cumbres internacionales como la que los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) celebran mañana y el miércoles en Fortaleza o la reunión de la CELAC (Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe).

    La visita institucional llega en un momento de expansión económica. Las relaciones bilaterales alcanzaron el año pasado los 261.000 millones de dólares, cuando apenas una década atrás sólo sumaban 12.000 millones de dólares, según el Ministerio de Comercio chino.

    Pero en las relaciones comerciales queda aún mucho margen de mejora. “Hay un crecimiento acelerado que ha permitido a China superar a Rusia en la zona, pero todo el comercio chino sumado con Latinoamérica no alcanza aún al que tiene con Corea del Sur. Hay mucho espacio para desarrollar, no sólo en el comercio bilateral sino en la inversión directa, y la visita de Xi puede servir para ello”, señala por teléfono Xu Shicheng, investigador del Instituto de América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales. Las inversiones directas chinas en Latinoamérica han alcanzado los 80.000 millones de dólares.

    Ambas partes están intentando variar el tradicional patrón económico basado en las importaciones chinas de materias primas y productos alimentarios a cambio de manufacturas. El hambre por los recursos condujo a China hacia Latinoamérica y forzó un relevo histórico: Pekín superó en 2009 a Estados Unidos como principal socio comercial del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela).

    El subcontinente pudo vadear la crisis global gracias a las compras chinas pero en los últimos años han aumentado los lamentos por un sistema insostenible a medio plazo por el creciente déficit comercial y porque impide un desarrollo en tecnología, empleos, salarios o valor añadido. En 2012, el 69 % de las exportaciones de Latinoamérica y el Caribe a China eran bienes primarios y el 24 % eran manufacturas basadas en recursos naturales.

    Xu asegura que Pekín se esfuerza en diversificar el patrón económico, pero que los avances se ralentizan por la propia estructura monoproductiva de algunos países latinoamericanos. “Venezuela no tiene mucho más que aportar además de petróleo o aluminio. Tampoco Cuba dispone de mucho: su cosecha de azúcar ha bajado y además China ya produce ese bien. Los metales que puede ofrecer también los tiene Pekín”, sostiene.

    La influencia China se ha incrementado en los últimos años. Pekín ha firmado acuerdos de libre comercio con Chile (2005), Perú (2008) y Costa Rica (2011) con resultados excelentes: la primera casi cuadriplicó sus exportaciones y la segunda los duplicó. También Pekín es una fuente de créditos a países como Venezuela, Argentina o Ecuador, que han quedado fuera de las instituciones internacionales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik