10:13 GMT +316 Diciembre 2017
En directo
    Mundo

    “El silencio de los lobos: Ucrania y el deterioro moral de Occidente”, un testimonio de la indolencia

    Mundo
    URL corto
    Arreglo de la crisis en Ucrania (2382)
    0 0 0

    Occidente no lamenta ni va a protestar por la matanza de Odesa, al igual que los extremistas ucranianos no sienten vergüenza por las atrocidades cometidas, escribe el creador del proyecto Stop NATO, Rick Rozoff, en su artículo titulado “El silencio de los lobos: Ucrania y el deterioro moral de Occidente”.

    Occidente no lamenta ni va a protestar por la matanza de Odesa, al igual que los extremistas ucranianos no sienten vergüenza por las atrocidades cometidas, escribe el creador del proyecto Stop NATO, Rick Rozoff, en su artículo titulado “El silencio de los lobos: Ucrania y el deterioro moral de Occidente”.

    Según el periodista norteamericano, no cabe esperar ninguna condena por parte de la clase política de EEUU y la Unión Europea a raíz del mortal incendio en la Casa de los Sindicatos en Odesa, mientras que los vídeos del lugar de los hechos subidos por ultranacionalistas son una muestra de que no se avergüenzan de lo ocurrido.

    “No habrá ninguna protesta respecto a la brutal masacre de Odesa. Ninguno de los cientos de senadores, ninguno de los 435 miembros de la Cámara de Representantes de EEUU, ni ningún eurodiputado condenará estos sucesos que parecen una acción de la Wehrmacht hitleriana durante la II Guerra Mundial, o de una banda de asesinos de los tiempos de la Guerra de los Treinta Años en el siglo XVII”, escribe Rozoff.

    A su juicio, las autoridades de Kiev actuaron peor que los nazis: primero, quemaron vivos a los bloqueados en un edificio y después, acusaron a las propias víctimas de haber provocado el incendio.

    Pese a todos los esfuerzos de Kiev y sus patrocinadores de EEUU y la UE por ocultar, distorsionar o restar importancia a lo sucedido el 2 de mayo en Odesa, es evidente que el incendio en la Casa de los Sindicatos se produjo después de que el edificio fuera asaltado por grupos progubernamentales, sostiene el autor.

    “Los líderes occidentales van a soltar lágrimas de cocodrilo y decir que lo sienten a ambas partes, y al mismo tiempo seguirán prestando apoyo tanto moral como material a la gran campaña militar de su cliente, el régimen de Kiev, contra aquellos a los que no dejan de llamar terroristas”, opina.

    El pasado viernes, más de 40 personas murieron y unas 200 resultaron heridas en Odesa, en el sur de Ucrania, en enfrentamientos entre partidarios de la federalización y activistas radicales, incluidos hinchas de fútbol y miembros del grupo Pravy Sektor.

    La mayoría de las víctimas mortales son resultado del incendio en la Casa de los Sindicatos donde se habían refugiado los adversarios del actual Gobierno en Kiev tras choques callejeros con los extremistas.

    Tema:
    Arreglo de la crisis en Ucrania (2382)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik