02:53 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Mundo

    Primer ministro de Crimea acusa de provocación al líder histórico de la comunidad tártara

    Mundo
    URL corto
    El futuro de Crimea (391)
    0 0 0

    El primer ministro interino de Crimea, Serguéi Aksiónov, acusó hoy al expresidente del Congreso del Pueblo Tártaro de Crimea, Mustafa Cemilev, de tramar provocaciones contra la paz étnica en esta república que en marzo pasado se separó de Ucrania y se incorporó a Rusia.

    El primer ministro interino de Crimea, Serguéi Aksiónov, acusó hoy al expresidente del Congreso del Pueblo Tártaro de Crimea, Mustafa Cemilev, de tramar provocaciones contra la paz étnica en esta república que en marzo pasado se separó de Ucrania y se incorporó a Rusia.

    El pasado martes, cuando Cemilev intentó entrar en Crimea desde Ucrania, alguien le entregó un aviso proclamando que Rusia acaba de declararle persona no grata por cinco años. Un portavoz del Servicio ruso de Migración (FMS) en Crimea precisó que este organismo no tiene nada que ver con el incidente.

    “Cemilev llegó a Crimea con un fin concreto, el de provocar. Lo que hacía aquí sólo puede llamarse provocación de enfrentamientos interétnicos”, declaró Aksiónov a la prensa

    Aksiónov no ha visto ningún papel que le prohíba a Cemilev entrar en Crimea pero, si procede de un organismo competente, cinco años es “plazo suficiente para que entienda la necesidad de usar su autoridad para potenciar la comprensión mutua, la paz y la estabilidad en Crimea, no desestabilizar la situación”.

    A su juicio, Cemilev puede visitar Crimea libremente “siempre y cuando sea con buenos propósitos e intenciones, para avalar la actuación del Gobierno y el Parlamento” de esta república.

    La representante de Crimea en el Senado ruso, Olga Kovitidi, definió a Cemilev como “líder político sin pueblo” y afirmó que “los tártaros de Crimea no desean un enfrentamiento político con las autoridades”.

    Cemilev, quien es diputado del Parlamento ucraniano, se negó a avalar la celebración del referéndum del pasado 16 de marzo, en el que más del 96% de los votantes dijeron sí al ingreso de Crimea en la Federación Rusa.

    En los años 1960, Cemilev formó parte de la disidencia soviética y pasó más de 15 años en prisión reivindicando para los tártaros de Crimea, acusados de colaborar con los nazis y deportados en 1944 al Asia Central, el derecho de volver a sus hogares.

    El pasado 21 de abril, el presidente ruso Vladimir Putin decretó la rehabilitación jurídica de los tártaros y otros pueblos de Crimea, víctimas de las represalias de Stalin.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El futuro de Crimea (391)