En directo
    Mundo

    El magnate Berezovski tenía al morir activos de unos $800 millones

    Mundo
    URL corto
    0 0 01

    Los activos del oligarca ruso Boris Berezovski se evaluaban en unos 800 millones de dólares en el momento de su muerte, afirmaron fuentes cercanas al magnate citadas hoy por el periódico Sunday Times.

    Los activos del oligarca ruso Boris Berezovski se evaluaban en unos 800 millones de dólares en el momento de su muerte, afirmaron fuentes cercanas al magnate citadas hoy por el periódico Sunday Times.

    Según valoraciones independientes anteriores, el oligarca tenía deudas de 481 millones de dólares. Pero la hija de Berezovski, Ekaterina, designada como albacea del finado, y también los abogados de ella han calificado de “pesimista” esa evaluación.

    En el momento de morir, Berezovski afrontaba varias investigaciones judiciales. Según el fallo de un juzgado, debía recibir unos 300 millones de dólares de la viuda del empresario georgiano Badri Patarkatsishvili. Además, poseía varios palacetes en Francia, del costo total de unos 400millones de dólares, y una colección de obras de arte, de unos 80 millones de dólares.

    El cuerpo sin vida de Boris Berezovski, de 67 años, fue descubierto en uno de los baños de la mansión de Ascot, en la que residía en el condado inglés de Berkshire. Los resultados preliminares de la autopsia indicaron que podría morir por ahorcamiento.

    Distintas fuentes apuntaron anteriormente a que pudo haber sufrido un ataque cardíaco o haberse suicidado, ya que en los últimos meses padecía de depresión, al parecer a causa de sus problemas financieros.

    Berezovski era objeto de numerosas investigaciones en Rusia. El oligarca fue acusado  de estafa, malversación de fondos y otros delitos. Moscú solicitó a Londres sin éxito su extradición. En 2009, un tribunal ruso lo condenó en rebeldía a 13 años de cárcel.

    Aparte de Rusia, Berezovski fue reclamado por Suiza, Países Bajos, Francia y Brasil.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik