En directo
    Mundo

    Metropolitano búlgaro dona su Rolex para pagar la deuda de luz de una iglesia

    Mundo
    URL corto
    0 7 0 0

    El metropolitano Nikolai de Plovdiv donó su reloj de la prestigiosa marca suiza Rolex a la iglesia local de Santa Marina para que pueda hacer frente a la deuda en el pago de los recibos de electricidad, informó el portal de noticias Dnes.bg.

    El metropolitano Nikolai de Plovdiv donó su reloj de la prestigiosa marca suiza Rolex a la iglesia local de Santa Marina para que pueda hacer frente a la deuda en el pago de los recibos de electricidad, informó el portal de noticias Dnes.bg.

    El pasado mes de enero, el recibo de la luz del templo ascendió a unos 1.500 euros, un importe que cuadruplica la cuantía habitual. La diócesis de Plovdiv solicitó al proveedor una revisión de los contadores, una petición que todavía no ha sido contestada por la eléctrica. Al mismo tiempo, la iglesia “deudora” tuvo problemas a la hora de recaudar donaciones, lo que también dificultó el pago de la cuantiosa factura.

    Si el templo ahora logra ingresar con la venta del reloj más fondos de los necesarios para pagar el recibo, el dinero sobrante se destinará a fines benéficos, tal como lo pidió el metropolitano de Plovdiv. El precio del Rolex donado por el jerarca eclesiástico no ha trascendido.

    En enero, las tarifas de la luz subieron en Bulgaria más del 100%, provocando una ola de protestas por todo el país balcánico. En la capital estas movilizaciones se saldaron con varios heridos tras la carga policial, lo que obligó al Gabinete del conservador Boiko Borisov a presentar la dimisión el pasado 20 de febrero.

    Los recibos de la luz serán uno de los mayores quebraderos de cabeza que deberá afrontar el nuevo Ejecutivo búlgaro que salga tras las elecciones anticipadas. Los socialistas, que perdieron en las legislativas anteriores frente al partido derechista de Borisov, aspiran ahora a regresar al poder. E incluso tienen ya una solución para el problema energético, que es retomar las obras de la central nuclear de Belene, cuya construcción fue encargada a Rusia.

    Así lo adelantó en una entrevista con el diario ruso Izvestia el vicepresidente del grupo parlamentario socialista y exministro del Interior de Bulgaria, Mijaíl Mikov. Las obras de la central nuclear se suspendieron hace casi un año, debido a que el Gobierno de Borisov decidió renunciar al proyecto y construir en su lugar una central termoeléctrica.

    “En primer lugar pondremos en marcha la central nuclear de Belene que construirán los rusos. La nueva central de Belene es imprescindible para la economía búlgara, porque atraerá inversiones y creará nuevos puestos de trabajo. Pero lo más importante es que gracias a Belene bajaremos los precios de la luz y devolveremos la independencia energética a Bulgaria”, afirmó el dirigente socialista.

    Subrayó que este mismo objetivo lo tienen otros proyectos energéticos, como el oleoducto Burgas-Alexandroupolis, bloqueado por el Ejecutivo conservador, o el South Stream, que fue aprobado solo tras tres años de esfuerzo socialista.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik