22:37 GMT +321 Octubre 2018
En directo
    Mundo

    Israel confirma la detención de un sospechoso por el tráfico de órganos en Kosovo

    Mundo
    URL corto
    0 0 0

    La Policía de Israel confirmó la víspera la detención de uno de los principales sospechosos por los casos de sustracción ilegal y tráfico de órganos en la tristemente famosa clínica Medicus de Kosovo.

    La Policía de Israel confirmó la víspera la detención de uno de los principales sospechosos por los casos de sustracción ilegal y tráfico de órganos en la tristemente famosa clínica Medicus de Kosovo.

    Según explicó a RIA Novosti el portavoz de la Policía israelí, Alex Kagalsky, se trata de Moshé Harel, de 62 años, nacionalidad israelí y vecino de Ramla, que fue detenido la semana pasada junto con una decena de otros sospechosos por el tráfico de órganos en Kosovo.

    El pasado 23 de mayo un tribunal israelí prorrogó la detención de Harel durante nueve días más. En los próximos días, se volverán a decidir medidas cautelares contra él y otros sospechosos, agregó Kagalsky.

    Los detenidos se enfrentan a numerosas acusaciones, que van desde lesiones graves y tráfico de personas a fraude y evasión fiscal. En particular, se cree que Harel se encargaba de buscar a potenciales donantes y de organizar su traslado a Kosovo.

    La policía israelí inició una investigación en el caso a petición de las autoridades de otros países.

    Según se reveló, la red criminal llevaba a cabo transplantes ilegales en varios países, incluido Azerbaiyán y Kosovo, que autoproclamó su independencia de Serbia en 2008. En particular, en la clínica Medicus de Pristina, uno de los principales centros de la red criminal, se pudo realizar una treintena de trasplantes ilegales de riñón a pacientes adinerados.

    Los donantes, procedentes de los sectores más desfavorecidos de la población, eran captados en países de Europa del Este y Asia Central, como Turquía, Rusia, Moldavia, Kazajstán o Azerbaiyán, con la promesa de una gran recompensa que nunca se llegaba a pagar.

    La investigación del caso de Medicus corre a cargo de la misión de la Unión Europea en Kosovo para el imperio de la ley, EULEX.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik