12:16 GMT +320 Septiembre 2017
En directo
    Mundo

    Emisario de ONU sostiene negociaciones para arreglo en Libia

    Mundo
    URL corto
    Sanciones internacionales contra el régimen de Gadafi (583)
    0 1 0 0

    El ex canciller jordano, Abdelilah al Jatib, enviado especial del secretario general de la ONU para Libia, se reunió el pasado lunes con líderes de la insurgencia en Bengasi para buscar una solución al conflicto armado que los rebeldes y el régimen de Muamar Gadafi mantienen desde mediados de febrero.

    El ex canciller jordano, Abdelilah al Jatib, enviado especial del secretario general de la ONU para Libia, se reunió el pasado lunes con líderes de la insurgencia en Bengasi para buscar una solución al conflicto armado que los rebeldes y el régimen de Muamar Gadafi mantienen desde mediados de febrero.

    Al Jatib sostuvo ayer negociaciones con los miembros del Consejo Nacional de Libia (CNL)  en Bengasi – “en el contexto de las gestiones para el arreglo político de la crisis”, según la oficina de prensa de la ONU – y se trasladará hoy a Trípoli para continuar la discusión con el Gobierno de Gadafi.  Los detalles de esas conversaciones no trascendieron por ahora a la luz pública.

    Laurence Hart, coordinador humanitario de la ONU para Libia, señaló ayer al término de su cuarta misión a este país del norte de África que los medicamentos, incluidas las vacunas, “se van agotando rápidamente” al tiempo que aumenta el “impacto psicológico del conflicto”, en primer lugar, sobre mujeres y niños.

    El lunes se supo que las fuerzas gubernamentales destruyeron con un proyectil uno de los mayores depósitos de gasolina en el puerto de Misrata, controlado por los rebeldes y bombardeado sistemáticamente por el Ejército regular. El impacto dio origen a un incendio que sumió toda la ciudad en una espesa humareda negra.

    La escasez de combustible provocó el cierre de la mayoría de las gasolineras y las pocas que abrieron ayer sólo atendieron vehículos militares y de emergencia. Situada a unos 200 Km al este de Trípoli, Misrata es la tercera en importancia ciudad de Libia y un punto estratégico para el acceso a la capital.

    Las protestas antigubernamentales que estallaron en Libia a mediados de febrero pasado derivaron en un conflicto armado entre las fuerzas leales a Gadafi, más de 40 años en el poder, y los rebeldes que demandan su dimisión. Para proteger a la población civil, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó en marzo el embargo sobre el suministro de armas a Libia, una zona de exclusión aérea sobre su territorio y otras medidas que allanaron el camino a la intervención militar de una fuerza multinacional bajo el mando de la OTAN. El pasado 1 de junio, la Alianza decidió prolongar su operación en Libia por 90 días como mínimo.

    Tema:
    Sanciones internacionales contra el régimen de Gadafi (583)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik