En directo
    Mundo

    Jóvenes manifestantes de Egipto convocan “Viernes del Castigo” en la plaza Tahrir

    Mundo
    URL corto
    0 0 0 0

    Los jóvenes manifestantes de Egipto prevén celebrar hoy una nueva protesta en la céntrica plaza Tahrir de El Cairo, para exigir al Gobierno el cumplimiento de todas las reivindicaciones de la revolución del 25 de enero, así como sanciones para altos cargos del Ministerios del Interior.

    Los jóvenes manifestantes de Egipto prevén celebrar hoy una nueva protesta en la céntrica plaza Tahrir de El Cairo, para exigir al Gobierno el cumplimiento de todas las reivindicaciones de la revolución del 25 de enero, así como sanciones para altos cargos del Ministerios del Interior.

    El acto, bautizado como el “Viernes del Castigo”, fue convocado la víspera por varios grupos juveniles, como la Unión de la Juventud Revolucionaria, creada durante las manifestaciones de principios del año, o el Movimiento del 6 de Abril, uno de los organizadores de las revueltas.

    “Toda persona honrada debe unirse al acto para defender las conquistas de la revolución popular del 25 de enero, y cumplir su deber ante quienes sacrificaron su vida por la transición democrática” dice un llamamiento conjunto de estas organizaciones.

    A las tradiciones reivindicaciones de reformas democráticas, se suman estas vez nuevas exigencias como sancionar a los altos cargos y oficiales del Ministerio del Interior implicados en las “agresiones y vejaciones a los manifestantes de Tahrir”.

    En particular, los convocantes del “Viernes del Castigo” reclaman la dimisión y el enjuiciamiento de los jefes de las fuerzas de seguridad de la capital y la Unidad Central de Seguridad a los que acusan de desatar la violencia en la plaza Tahrir la noche del 28 de junio.

    Desde la noche del pasado martes, Tahrir ha sido escenario de nuevos enfrentamientos entre manifestantes y policías que se saldaron con un millar de heridos, de los que 16 continúan hospitalizados, y 45 detenidos.

    Según fuentes oficiales, las primeras pesquisas apuntan a que los disturbios se originaron en una información falsa difundida por desconocidos sobre presuntas detenciones contra algunas de las madres de las víctimas del 25 de enero.

    Tras el rumor, varios grupos de jóvenes se dirigieron a Tahrir para asaltar la sede del Ministerio del Interior. Los asaltantes emplearon piedras, varas y cócteles Mólotov, a lo que la Policía respondió con gas lacrimógeno y disparos al aire.

    En estos momentos, los accesos a la plaza están vigilados por el Ejército. Las autoridades pidieron a la población mantener la calma e ignorar provocaciones. El Ministerio del Interior, por su parte, aseguró que investigará a fondo lo sucedido y depurará responsabilidades.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik