15:59 GMT +313 Diciembre 2017
En directo
    Mundo

    Yodo radiactivo de Fukushima llega a varios estados del sureste de EEUU

    Mundo
    URL corto
    Consecuencias del accidente de Fukushima (235)
    0 0 0

    La fuga de radiación de la central averiada de Fukushima-1 alcanzó ciertos estados en el sureste de EEUU, por ahora en cantidades no peligrosas, señalaron expertos estadounidenses, citados por la televisión local la noche del lunes (madrugada de este martes en Moscú).

    La fuga de radiación de la central averiada de Fukushima-1 alcanzó ciertos estados en el sureste de EEUU, por ahora en cantidades no peligrosas, señalaron expertos estadounidenses, citados por la televisión local la noche del lunes (madrugada de este martes en Moscú).

    “Especialistas de compañías energéticas de Carolina del Norte y del Sur detectaron en aire y en ciertos edificios huellas de yodo radiactivo de los reactores de la central japonesa donde hace tres semanas se produjo una avería”, señaló la cadena FOX Carolina.

    Por ahora el nivel de radiación no representa peligro para la vida de las personas, indicó la cadena al agregar que el yodo fue llevado por el viento a través del Océano Pacífico.

    La cadena reportó también sobre huellas de yodo radiactivo en el estado de Florida en cantidades no peligrosas.

    Anteriormente, las partículas radiactivas de la central averiada nipona fueron detectadas en el oeste de EEUU (California, Nevada, Oregón, Washington) y en el este (Massachusetts).

    Las averías en la central nuclear de Fukushima-1 se produjeron tras el terremoto y el posterior tsunami que sacudieron Japón el pasado 11 de marzo y dejaron fuera de servicio los sistemas de refrigeración, lo que provocó explosiones en varios reactores y fugas radiactivas.

    Las autoridades evacuaron a la población en un radio de 20 kilómetros en torno a las plantas y prohibieron los vuelos en un perímetro de 30 kilómetros.

    Tema:
    Consecuencias del accidente de Fukushima (235)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik