En directo
    Industria Militar
    URL corto
    26160
    Síguenos en

    El caza furtivo estadounidense F-35 aún sufre de cientos de problemas y no estará plenamente capacitado para realizar operaciones de combate antes de 2020, indica un nuevo informe del Pentágono.

    En el texto de 62 páginas (que forma parte del masivo informe anual dedicado al año fiscal 2016) el director de pruebas operativas y evaluación del Departamento_de_Defensa, Michael Gilmore, pinta un cuadro bastante sombrío sobre el tan aclamado y futurista avión de combate.

    "Los Servicios han detectado en su desempeño de combate 276 deficiencias 'críticas a corregir' en el Block 3F, pero menos de la mitad han sido tratadas" dice el reporte, haciendo referencia a los problemas en el software del F-35.

    El Dr. Gilmore está a punto de abandonar sus funciones en el Departamento de Defensa, en el marco del cambio regular de funcionarios designados por los políticos. Aunque los ingenieros de Lockheed Martin han insistido en que el caza de 5a generación F-35 está funcionando bien y que los problemas encontrados en las pruebas operacionales están siendo arreglados rápidamente, el informe final de Gilmore parece dejar claro que no cree sus garantías.

    "Se necesitan más pruebas para evaluar la seguridad cibernética de la nave aérea para determinar si, y en qué medida, las vulnerabilidades pueden haber llevado a comprometer los datos del F-35", apunta entre otras cosas.

    Peor aún, el informe anota que los directores del programa estarían tratando de saltarse muchas de las pruebas para declarar el fin de la fase de desarrollo en agosto de 2017, más temprano de lo planificado. La oficina del programa F-35 "no cuenta con un plan para corregir y verificar adecuadamente cientos de estas deficiencias, en el marco de su calendario de pruebas y los recursos actuales", escribe el evaluador del Pentágono.

    "Los múltiples problemas y retrasos dejan claro que el programa no será capaz de iniciar sus pruebas operacionales con capacidad de combate completa hasta finales de 2018 o principios de 2019, como muy temprano".

    Además de los problemas con el software, el caza furtivo estaría plagado de problemas estructurales. Por ejemplo, la conexión entre su cola vertical y la estructura del avión se gasta mucho más rápido de lo esperado; los ganchos de retención se deshacen después de un solo uso; las nacelas de los motores están sobrecalentándose durante ciertas pruebas en vuelo; la cola horizontal continúa sufriendo daños por las altas temperaturas, entre otros.

    Por si fuera poco, las pruebas del sistema de escape del piloto mostraron un alto riesgo de lesiones graves en el cuello que podrían causar la muerte de los pilotos con menos de 136 libras (61kg) de peso, algo que hasta el momento restringe el poder volar el F-35.

    Teniendo en cuenta todo esto, el Departamento de Defensa debería considerar bien comprometerse a una "compra en lote" de estos aviones, ya que en su estado actual el F-35 no se ajusta a los requisitos exigidos y la estrategia del Pentágono de "vuélalo antes de comprarlo", concluye el reporte.

    El programa del F-35 Joint Strike Fighter, que comenzó en 2001, debe entregar el caza de 5ª generación para atender las necesidades de la Fuerza Aérea, la Marina y el Cuerpo de Marines, logrando ahorros sustanciales a través de su diseño modular. Al contrario, ha presentado hasta el momento un crecimiento en costos en un 70%, según estimaciones.

    El F-35 ha sido catalogado como el 'arma más cara de la historia', con un costo de 400.000 millones de dólares. Su puesta en servicio ha sufrido numerosos retrasos, lo que llevó al presidente electo de EEUU Donald Trump a opinar que es un proyecto "fuera de control" y exigir un recorte de su presupuesto.    

    Además:

    Los cazas F-35 podrían ser equipados con bombas nucleares antes de lo previsto
    ¿Qué hay detrás de la entrega de cazas rusos a Serbia?
    EEUU baraja enviar sus cazas F-35 en Europa a mediados de 2017
    Etiquetas:
    F-35, Departamento de Defensa de EEUU, Lockheed Martin Corporation, Michael Gilmore, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook