En directo
    Industria Militar
    URL corto
    10491
    Síguenos en

    El novedoso traje es capaz de aliviar los efectos de sobrecarga extremos durante las maniobras bruscas. El algoritmo gestor es capaz de 'predecir' la sobrecarga y activarse automáticamente con no menos de un segundo de antelación.

    El traje antigravedad especial de nueva generación fue desarrollado por la empresa rusa Zvezdá, encargada, entre otras esferas, del desarrollo y producción de sistemas portátiles de soporte de vida para pilotos y cosmonautas, especialmente para los pilotos de los aviones caza rusos T-50 (PAK FA) que se enfrentan con una fuerza de gravedad muy alta.

    El nuevo traje comprende sistemas neumáticos que se inflan presionando no solo las piernas del piloto y su abdomen sino también sus brazos. De esta forma se evita que la sangre se desplace a estas partes del cuerpo y que disminuya el riego sanguíneo del cerebro —la llamada 'visión negra' de los pilotos— que lo puede discapacitar temporalmente en pleno vuelo.

    "Eso aumenta drásticamente la resistencia a las fuerzas g durante las intensas maniobras de vuelo… Ahora todos nuestros esfuerzos están dirigidos a proporcionar más comodidad a los pilotos sin que se pierdan las características alcanzadas por el traje", constató Serguéi Pozdnykov, el director y el jefe de diseño de la empresa.

    Además, los cazas de quinta generación rusos recibirán nuevos asientos eyectables que permitirán abandonar el avión en cualquier altitud, hasta en el terreno, sin ningún riesgo para el piloto, en caso de emergencia durante el displiegue o aterizaje.

    "El avión muestra buenas características técnicas y de vuelo. Es nuestro futuro", declaró anteriormente el comandante de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, Víctor Bóndarev.

    Además:

    Ensayan nuevo motor para el caza de quinta generación ruso T-50 (vídeo)
    ¿Qué ocultan los diseñadores del caza T-50 ruso?
    Rusia, preparada para probar su caza más avanzado, el T-50
    Etiquetas:
    Su-57, pilotos, traje, tecnología, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik