15:43 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Donald Trump, presidente electo de EEUU

    "Trump no podrá contra el programa del F-35"

    © REUTERS / Jonathan Ernst
    Industria Militar
    URL corto
    4191
    Síguenos en

    Sputnik ha contactado con Pierre Sprey, ex integrante del equipo de diseño del F-16, para conversar sobre los problemas sistemáticos del F-35 y cómo Trump puede ayudar a superarlos.

    Después de que el presidente electo de EEUU comentara de una manera crítica el elevado coste del programa de desarrollo del nuevo caza de 5ª generación estadounidense F-35, las acciones de la empresa fabricante, Lockheed Martin, sufrieron una brusca caída. "El programa y el coste del F-35 están fuera de control, y miles de millones de dólares podrán ser y serán ahorrados en compras militares (y otras) después del 20 de enero", decía el 'tuit' de Donald Trump. Este comentario empañó la visita a Israel del secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, para participar en la ceremonia de entrega de los primeros dos F-35 a ese país.

    Sprey llamó al F-35 un "avión ineficaz sin remedio ", agregando que lo que dijo Trump ha sido cierto durante años.

    "Sospecharía que tiene algunos asesores que algo saben acerca de defensa y el escándalo del F-35 ha sido el punto de enfoque de todo el presupuesto de defensa en los últimos 10 años. Recuerde que este es el mayor programa militar de la historia. Sobrepasa por completo a la creación de la bomba atómica y el desarrollo de misiles intercontinentales, nunca nada ha costado tanto".

    Según el presupuesto fiscal del Departamento de Defensa para 2017, el Pentágono planea gastar otros 10.100 millones de dólares en aviones tipo F-35. Sprey recalcó que sólo el desarrollo de estos cazas ya les ha costado a los contribuyentes estadounidenses unos 400.000 millones de dólares, y que para el final de su vida útil el programa completo significaría un estimado de $1,5 billones de dólares.

    Además de su impresionante precio, el F-35 ha sido cuestionado por sus múltiples y dilatados problemas técnicos. Quince aviones ya habían entrado en servicio, cuando se revelaron fallos en el sistema de enfriamiento, se encontró que el asiento eyectable representaba un peligro para la vida del piloto y los cascos —con un precio de 400.000 dólares por unidad— cegaban a los pilotos durante el despegue y aterrizaje nocturno.

    "Es mucho dinero por algo que no sólo no funciona, sino que en realidad perjudica el poder aéreo estadounidense. Por cada F-35 que usted adquiera, usted estaría renunciando a la oportunidad de renovar y modernizar los cazas ya existentes que funcionan en este momento mucho mejor de lo que el F-35 jamás funcionará. Usted podría actualizar cinco cazas por cada F-35 que adquiera".

    Sprey culmina su intervención prediciendo que aunque quiera, el presidente electo no podrá cambiar eso, ya que hay muchos intereses de por medio y personas que se alimentan del programa, desde los contratistas de la industria armamentista, hasta políticos en el congreso. "Cuando te enfrentas a una cantidad monstruosa de 1,5 billones de dólares, incluso si eres un tipo con la determinación de Donald Trump, no vas a conseguir hacer mucha mella en este programa. (…) El complejo industrial militar tiene un enorme poder para mantener el flujo de dinero, pero vamos a ver".

    Lae más: Proyectos armamentísticos millonarios que acabaron en nada

    Además:

    ¿Son engañosas las informaciones del Pentágono acerca del nuevo caza F-35?
    Sistema de defensa chino vs. cazas norteamericanos F-35: ¿quién ganará?
    Canadá 'da la espalda' a los F-35
    Los F-35 constituyen un "riesgo significativo" para los pilotos
    Turquía comprará 24 aviones F-35 a EEUU
    Etiquetas:
    industria armamentista, armas, F-35, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik