00:26 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Submarino ruso Krasnodar

    ¿Por qué los submarinos rusos infunden terror en los portaviones estadounidenses?

    © Sputnik / Igor Russak
    Industria Militar
    URL corto
    61185
    Síguenos en

    Los cruceros submarinos rusos 949 Antéi son capaces de realizar un ataque mortal a una distancia de cientos de kilómetros contra las joyas de la industria militar de EEUU: sus portaviones. Así lo acredita un reciente artículo de The National Interest. El medio analizó cuáles son las ventajas de los sumergibles rusos y por qué provocan temor en los mejores buques estadounidenses.

    La construcción de los submarinos de este tipo comenzó en los años 80. A día de hoy, Rusia cuenta con ocho cruceros atómicos de esta clase, que reciben el sobrenombre de 'asesinos de portaviones'. Cada uno de estos sumergibles Antéi lleva hasta 24 misiles de crucero antibuque P-700 Granit, de 10 metros de largo y unas ocho toneladas de peso.

    Estos proyectiles aceleran hasta una velocidad de Mach 2,5 y son capaces de llevar una ojiva nuclear de 500 kilotones, la que asegura la destrucción de cualquier nave enemiga, incluidos los buques gigantescos.

    Los P-700, entre otras cosas, son 'misiles inteligentes', a saber, pueden intercambiar información y atacar los blancos desde distintos lados. Actúan así para que sea más complicado derribarlos para el sistema enemigo.

    Los Granit, lanzados en una misma ráfaga, vuelan hacia su objetivo en grupo a una altura relativamente baja, cerca de la superficie del agua y con los radares encendidos. Cabe señalar que uno de los misiles, sin embargo, va a más altura dirigiendo las acciones del resto del grupo y desviando a la vez la atención del enemigo. Si la defensa antimisiles del adversario lo aniquila, otro misil lo reemplaza.

    Lo que debe preocupar a los adversarios de Rusia es, sin duda, el alcance del misil, que es de 700 kilómetros. Así que los Antéi pueden atacar los blancos a largas distancias sin revelar su localización.

    Está previsto que, en el futuro, los submarinos estén equipados con misiles Kalibr de un alcance de 1.500 kilómetros. Estas armas son menos voluminosas, de manera que los Antéi, tras pasar por un proceso de modernización, podrían portar hasta 72 misiles.

    Cada uno de los submarinos de esta clase usa dos reactores nucleares con una potencia de unos 380 megavatios. La autonomía de la nave es de 120 días. Los Antéi cuentan con una tripulación de 130 personas. Todos los submarinos de este tipo tienen nombres de ciudades rusas: Vorónezh, Tver, Smolensk y otros. La tripulación apoda a estos sumergibles 'barra de pan' por su forma.    

    Además:

    ¡Bienvenido a la familia!: la ceremonia de entrega del submarino Kólpino a la Armada rusa
    Una corbeta de la flota del Báltico ruso 'hunde' a un submarino enemigo (vídeo)
    La OTAN pierde la guerra submarina contra Rusia
    Etiquetas:
    submarinos, 949A Antéi (submarinos), Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik