En directo
    Industria Militar
    URL corto
    0 102
    Síguenos en

    Los armamentos antisatélites son una nueva realidad que debe ser considerada al planear posibles operaciones militares, afirmó el experto militar ruso Vasili Kashin en una entrevista con Sputnik.

    Anteriormente, la general de la Fuerza Aérea de EEUU, Nina Armagno, afirmó que para 2025, Rusia y China podrían representar una amenaza para los satélites estadounidenses, razón por la cual el país norteamericano debería defender sus intereses "desde el punto de vista de la fuerza".

    Armagno puso de relieve que todos los satélites estadounidenses estarían en riesgo, y no sólo los de inteligencia y comunicación ubicados en una órbita baja. Según Kashin, el Ejército de Estados Unidos ya está luchando contra la amenaza existente para sus satélites al hacer cambios específicos en su programa de entrenamiento de combate.

    Además, el experto en defensa aclaró que los satélites modernos son prácticamente incapaces de protegerse del impacto de misiles interceptores, lo que llevaría a los desarrolladores a intentar equiparlos con avanzados sistemas militares electrónicos en un futuro próximo. Según Kashin, Rusia, China, Estados Unidos, así como la India e Irán, probablemente poseerán armas nacionales y sofisticadas contra satélites, en el futuro.

    "Hasta ahora, las armas antisatélites son extremadamente caras y el número de vehículos de lanzamiento es limitado. El lado que tenga una industria espacial más poderosa será capaz de poner sus vehículos en órbita más rápidamente que su enemigo y así tendrá una ventaja en un posible conflicto armado futuro", concluyó Kashin.

    Además:

    El Ejercito ruso contará con satélites de última generación
    Iskander, el sistema de 'pesca espacial' para cazar satélites extranjeros
    Roscosmos se plantea usar motores nucleares para sus satélites
    Conozca el primer satélite cuántico del mundo
    Etiquetas:
    satélites, Nina Armagno, Vasili Kashin, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook