En directo
    Proyecto de una nave hipersónica

    La carrera armamentista por la velocidad hipersónica

    © Foto: Lockheed Martin
    Industria Militar
    URL corto
    0 292

    El desarrollo de proyectos de aviones de combate de sexta generación saltó a los titulares rusos en julio pasado. Estos incluyen tanto aviones tripulados como aparatos no tripulados. Se espera que los últimos mencionados alcancen velocidades hipersónicas, es decir al menos cinco veces la velocidad del sonido.

    Esta ha sido la primera vez que se habló en serio de la posibilidad de fabricar un avión hipersónico en Rusia, por lo que aún no se puede decir con precisión cuan cerca estemos de verlo. Lo que sí se puede afirmar con certeza es que las principales industrias armamentísticas del mundo están en plena carrera por equipar su seguridad con este tipo de armas.

    Rusia está en la etapa final de diseño de los misiles hipersónicos 'Tsirkon'. Con una distancia operativa de 400 a 1.000 kilómetros, los cohetes prometen alcanzar una velocidad de 5 veces la velocidad del sonido. Se estima que las pruebas tengan lugar ya para el 2017, de modo que en 2018 se dé luz verde a la producción en serie.

    Otro camino por el que ha optado el país eslavo es el misil de largo alcance 4202, que forma parte de un módulo de combate de misiles balísticos intercontinentales. Una vez el 4202 esté listo —probablemente entre 2020 y 2025— los misiles de esta clase serán usados para equipar el misil balístico intercontinental súper pesado Sarmat.

    La Federación de Rusia no es el único país en desarrollar activamente armas hipersónicas. También lo hace la India. El proyecto de misil 'Brahmos II', por lo visto, será basado en el 'Tsirkon' ruso, así como el 'Brahmos' originalmente se basaba en los 'Ónix/Yakhont'.

    Por supuesto, Estados Unidos no se queda atrás. Hoy día el país norteamericano también se encuentra en la etapa de pruebas de los planeadores espaciales. Uno de los proyectos es conocido como 'X-41' y ha sido descrito como un vehículo que puede transportar una carga de 1.000 libras en una trayectoria suborbital a velocidades 10 veces mayor que la del sonido. Se espera que sea un arma capaz de proveer una capacidad de alcance global contra cualquier objetivo.

    Pero la máxima atención de la industria armamentística mundial está ahora sobre China, que realizó recientemente las prácticas de sus aparatos Wu-14, también conocidos como DF-ZF.

    Aunque no se conocen todos los detalles de las pruebas, según los parámetros que se suponen, estos proyectiles entran en la misma categoría del 'proyecto 4202' ruso, es decir, hablamos de armas estratégicas de largo alcance.

    Sin embargo, se sabe que varios de los lanzamientos de prueba han fallado tanto en Rusia como en EEUU y, probablemente, los chinos tampoco tengan mucho de que presumir. Después de todo, los ingenieros tienen que superar grandes obstáculos, debido a que la velocidad hipersónica hace que las exigencias de diseño sean extremadamente altas.

    Lea más: Aviones hipersónicos: ¿dónde estamos y hacia dónde vamos?

    Además:

    China pone en servicio su sistema de radares cuánticos
    Rusia experimenta con aviones dotados de láser de combate
    "BrahMos puede satisfacer la demanda de los países amigos de India y Rusia"
    Etiquetas:
    misiles balísticos, misiles, Wu-14, Misil 4202, X-41, DF-ZF, Tsirkon
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik