Widgets Magazine
11:45 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Banderas con el logo de Consorcio Kalashnikov

    Kaláshnikov prueba su novedoso fusil de francotirador

    © Foto: Kalashnikov Group
    Industria Militar
    URL corto
    0 211
    Síguenos en

    El consorcio ruso Kaláshnikov ha iniciado las pruebas de su novedoso fusil de francotirador SVK, que será producido en dos versiones: una para las municiones rusas y otra para las de la OTAN, según informa el servicio de prensa de la empresa.

    "Por el momento, los prototipos del fusil están siendo sometidos a pruebas internas en nuestra fábrica. A largo plazo, este fusil sustituirá a los SVD —fusil de francotirador Dragúnov—", según informó el ente en un comunicado.

    El arma será fabricada en dos versiones: una ajustada para los cartuchos rusos de 7,62x54mm y otra hecha para los cartuchos del estándar de la Alianza atlántica, de 7,62x51mm.

    Cabe señalar que durante el desarrollo del SVK —fusil de francotirador Kaláshnikov— se tuvieron en cuenta los deseos y las sugerencias de los francotiradores de diferentes unidades del Ejército ruso.

    En el pasado, diferentes proyectos de fusil de la empresa han llevado el nombre de SVK. El primer SVK fue elaborado por el mismísimo Mijaíl Kaláshnikov en 1959. Esta arma, sin embargo, no fue la elegida para ser el principal fusil de francotirador del Ejército soviético, que pasó a ser el SVD —de Dragúnov-. Además, el fusil elaborado en los años 80 del siglo pasado para los cartuchos de 6x49mm también se llamaba SVK.

    Los primeros modelos del nuevo SVK se exhibirán en el foro Army 2016, que se celebrará entre el 6 y el 11 de septiembre.

    Además:

    Por amor a Kaláshnikov: EEUU quiere reproducir armas rusas en su país
    Conozca la nueva arma secreta de las fuerzas especiales rusas
    Guardia Nacional rusa recibirá fusiles Kalashnikov modernizados
    Etiquetas:
    rifle de francotirador, SVK (fusil de francotirador), Kalashnikov, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik