En directo
    Insólito
    URL corto
    0 63
    Síguenos en

    Un hombre que caminaba tranquilamente por las calles de un país asiático fue sorprendido por dos perros que estaban listos para atacar hasta que vieron al hombre hacer unos movimientos de karate y se asustaron.

    En una de las aceras por donde pasaba el hombre, un perro de gran tamaño le empezó a ladrar y tomó una posición de ataque. El hombre fue sorprendido porque solo llevaba un casco en la cabeza, entonces tuvo la idea de realizar unos movimientos de karate para ver si así podía intimidar al perro y evitar ser atacado.

    Cuando el perro corría para atacarlo vio estos movimientos y se asustó a tal punto que no pudo frenar sus patas. Se marchó arrepentido hasta que otro perro, de menor tamaño, apareció y empezó a ladrar. El hombre volvió a responder con sus movimientos hasta que hizo retroceder al segundo animal que sin embargo no dejó de ladrar.

    Esto impidió que los perros lo atacaran, pero no les quitó las ganas de hacerlo. Cuando el hombre quería marcharse, los animales seguían avanzando hacia él con ladridos amenazadores. El hombre se jugó la última opción que tenía y se inclinó hacia abajo como si estuviera levantando una piedra y saltó, este movimiento hizo que ambos canes huyeran.

    Esto le permitió continuar su camino, pero cuando los perros se dieron cuenta de que el hombre no era una amenaza para ellos continuaron ladrando hasta que el hombre se fue.

    Etiquetas:
    ataque, perros, karate
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook