En directo
    Insólito
    URL corto
    0 153
    Síguenos en

    El amor de un constructor de Massachusetts por el regaliz terminó costándole la vida. Resulta que comer una bolsa y media de esta golosina cada día durante unas semanas puede conducir a una pérdida considerable de nutrientes que, a su vez, amenaza con causar un paro cardiaco.

    "Incluso una pequeña cantidad de regaliz que usted coma puede aumentar un poco su presión arterial", aseveró el cardiólogo Neel Butala, del Hospital General de Massachusetts, en una conversación con la revista New England Journal of Medicine.

    El problema está en el ácido glicirrícico, que se encuentra en el regaliz negro y en muchos otros alimentos y suplementos ricos en extracto de raíz de regaliz. El abuso de estos productos puede bajar peligrosamente el nivel de potasio en sangre y causar desequilibrios en otros minerales llamados electrolitos.

    Comer tan solo 2 onzas de regaliz negro (un poco más de 56 gramos) al día durante dos semanas podría causar problemas con el ritmo cardíaco, especialmente en personas mayores de 40 años, advierte la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés).

    "Y son más que palitos de regaliz. También pueden ser grageas de jalea, té con regaliz y un montón de cosas que se venden libremente. Incluso algunas cervezas, como las belgas, tienen este compuesto", al igual que algunos tabacos para masticar, advirtió el cardiólogo de la Universidad de Colorado Robert Eckel.

    De hecho, en 2019, unos investigadores informaron sobre un hombre de 84 años cuya presión arterial se había disparado a niveles peligrosos debido a su hábito de beber varios vasos de té de regaliz, informó el portal Live Science.

    La muerte del constructor de Massachusetts fue claramente un caso extremo. El hombre de 54 años había cambiado de los caramelos rojos con sabor a fruta al regaliz negro unas semanas antes de morir el año pasado. Se desplomó mientras almorzaba en un restaurante de comida rápida. Los médicos descubrieron que tenía un nivel de potasio peligrosamente bajo, lo que afectó su ritmo cardíaco y causó otros problemas. Los paramédicos le hicieron la reanimación cardiopulmonar y él recuperó la conciencia, pero murió al día siguiente.

    Actualmente, la FDA no permite que un alimento contenga más de un 3,1% del ácido glicirrícico. No obstante, muchos caramelos y otros productos de regaliz no revelan la proporción real de esta sustancia respecto a los demás nutrientes que se añaden en sus alimentos, señaló Butala. Los médicos reportaron a las autoridades estadounidenses la muerte del hombre para llamar su atención sobre este problema.

    Etiquetas:
    salud, alimentos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook