En directo
    Insólito
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    La marca estadounidense de zapatos Crocs acaba de abrir su nueva sede en Broomfield, Colorado. Sputnik te cuenta cómo este calzado de goma marcó tendencia y se convirtió en la prenda más polémica del mundo. 

    La marca se creó en  2002 y se posicionaba como 'zapatos de barco suaves que no resbalan', no aprietan y absorben el olor. El primer modelo de Crocs llamado Beach se parecía al hocico de un cocodrilo, así surgió el nombre. 

    Las cómodas zapatillas de 30 dólares les gustaron no solo a propietarios de yates, sino también a la gente que trabaja de pie: cocineros, trabajadores médicos y niños. Los Crocs resultaron ser los zapatos ideales para ellos, eran ligeros y fuertes, no apretaban y se lavaban fácilmente.

    En 2005, los chanclos aparecieron en el mercado europeo y tras vender unos seis millones de pares, la empresa por fin empezó a recibir ganancias. 

    Asimismo, se crearon los jibbits, los adornos que se insertan en los agujeros de las zapatillas. 

    Desde el 2002, la compañía ha vendido 600 millones de pares de zapatos. Después de la pérdida de interés por los chanclos al principio de 2010, la compañía optó por la colaboración con diseñadores de moda y celebridades que le ganaron muchos fans entre los jóvenes. 

    Los Crocs aparecieron por primera vez en el podio en 2016. El diseñador británico Christopher Kane presentó los chanclos con dibujo de mármol con piedras decorativas en la muestra de la colección Primavera-Verano 2017.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Christopher Kane (@christopherkane)

    Un año más tarde, la directora creativa de la casa de moda Balenciaga, Demna Gvasalia, presentó en la Semana de la Moda de París modelos de diferentes colores en una plataforma de diez centímetros con jibbits. El precio del par era de 850 dólares. En la tienda en línea de la marca se compraron en pocas horas, nunca aparecieron en las tiendas offline.

    La colaboración con Balenciaga dividió al público en fans y enemigos de los Crocs. "Somos una marca que a la gente le encanta odiar", declaró Michelle Poole, vicepresidenta de desarrollo de productos y comercialización de Crocs.

    Entre las colaboraciones de Crocs se encuentran la cooperación con el cantante Luke Combs, el artista Takashi Murakami, la diseñadora Vivienne Tam, la banda musical KISS, la actriz Drew Barrymore. Las colaboraciones con el rapero Post Malone que tiene más de 22 millones de seguidores en Instagram se venden en cuestión de minutos. 

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Crocs Shoes (@crocs)

    En febrero de 2020 Crocs y KFC presentaron zapatos con adornos de pollo frito y el sabor apropiado.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от HYPEBEAST Kicks (@hypebeastkicks)

     

    El secreto del éxito

    A pesar de todos los haters de los Crocs, la demanda sigue creciendo. La compañía considera que los consumidores tienden a elegir cada vez más zapatos cómodos y es poco probable que esta tendencia se debilite en un futuro próximo. 

    "El confort no es una tendencia, es una forma de vida", declaró Stefano Ferniani, director sénior de innovación global de Crocs. "La gente ya no está dispuesta a comprometerse".

    En 2019, los ingresos de las sandalias aumentaron un 10% en comparación con el año anterior. Durante los primeros meses de la pandemia las ventas de las zapatillas aumentaron en EEUU. En marzo, el crecimiento era de un 14% en comparación con el año anterior, según el análisis de NPD Group. 

    Etiquetas:
    zapatos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook