En directo
    Insólito
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    TOKIO (Sputnik) — El coronavirus obliga a muchos novios a suspender o aplazar sus nupcias, pero pone de moda en Japón las bodas virtuales en la Luna o en el fondo del océano, informaron a Sputnik los representantes de las compañías niponas REXIT, Inc., de organización de festejos, y Chet Group, especializada en creación de vídeos.

    El proyecto conjunto, denominado V-Wedding, va más allá de unas simples nupcias virtuales, pues los recién casados contraen matrimonio ya bien en el fondo del mar, ya bien a orillas de un lago, o entre ruinas antiguas, o en la Luna.

    "La V-Boda es una nueva ceremonia de nupcias en la era del coronavirus, ofrecemos una nueva experiencia de la boda que utiliza una imagen de alta calidad (...) y la tecnología de síntesis CG", indica la oferta propuesta por las empresas.

    La ceremonia se realiza en vivo, y los invitados pueden disfrutar de las imágenes y del sonido en directo, así como de la música incorporada de acuerdo con los gustos de los novios.

    Una boda virtual
    © Foto : CHET Group
    Una boda virtual

    "En la boda pueden participar invitados que hubieran podido asistir a una boda común y corriente, por ejemplo, personas enfermas o aquellos que viven en el extranjero, o quienes por motivos ajenos a su voluntad no pueden arribar al festejo", explicó el jefe de REXIT, Masaki Ando, agregando que el formato podrá seguir utilizándose después de la pandemia.

    Una boda virtual en Japón
    © Foto : CHET Group
    Una boda virtual en Japón

    Por su parte el presidente de Chet Group, Tetsuya Niikura, destacó que "es necesario montar una imagen virtual en tiempo real, pero lo más importante es que todos no ven un vídeo grabado de antemano, sino realmente participan en la ceremonia".

    Según el porta news.nicovideo, la primera boda virtual fue presentada por el DJ TARO, que trabaja en una emisora de radio, y contó con un invitado sorpresa.

    Etiquetas:
    pandemia, boda, inventos, Japón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook