En directo
    Insólito
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Durante su paseo matutino por una playa sudafricana, Adéle Grosse y su marido se toparon con un animal que pocos llegan a ver de verdad: un calamar gigante.

    A pesar de la intimidante apariencia de este animal, el primer impulso de Adéle fue intentar devolver al invertebrado al agua, pero tras una inspección más detallada, entendió que ya estaba muerto.

    ​Los avistamientos de calamares gigantes, cuyos ojos llegan a medir 30 centímetros de diámetro y son los más grandes del reino animal, son extremadamente raros. De hecho, destaca el zoólogo del Museo Nacional de Historia Natural de los Estados Unidos, Michael Vecchione, dichos encuentros ocurren una vez cada varios años.

    ​No está claro cómo este calamar acabó varado en la playa, puesto que no presenta señales de que fuera atacado o herido por otras criaturas. Grosse destacó que la noche antes de su revelador paseo hubo un oleaje muy fuerte en el océano, y es probable que las olas lo empujaran fuera.

    Según las estimaciones de Grosse, el calamar probablemente medía unos cuatro metros de largo y pesaba unos 330 kilos. Cabe destacar, que son unas dimensiones conservadoras para estos animales, puesto que las hembras de los calamares gigantes llegan a medir hasta 18 metros.

    ​A pesar de la gran cantidad de cuentos y leyendas sobre estos animales, el primer avistamiento de un calamar gigante en su hábitat natural ocurrió tan solo en 2004, e hicieron falta otros nueve años para grabarlo en vídeo. De hecho, en 2019 fue la segunda vez en la historia que se logró grabar en vídeo a un calamar gigante.

    Una de las razones por las cuales son tan difíciles de ver, son las profundidades en las que habitan: entre 600 y 1.000 metros bajo la superficie del agua.  Los calamares gigantes tienen ocho brazos y dos tentáculos largos que usan para agarrar a sus presas. Cada uno de estos diez miembros está repleto de potentes ventosas.

    Un dato curioso es que en las imágenes se puede apreciar el llamado pico del calamar, que este usa para morder su comida. Normalmente se encuentra dentro del cuerpo, pero probablemente debido a la relajación muscular salió fuera.

    Esta parte del cuerpo es imprescindible para un calamar gigante, puesto que su esófago pasa a través del cerebro, razón por la cual los trozos de comida tienen que ser pequeños para poder atravesarlo.

    Vecchione comentó, a su vez, que se planea recolectar el ADN de este calamar para agregarlo a la base de datos y tener la oportunidad de estudiar más a fondo a estos misteriosos animales.

    Etiquetas:
    Sudáfrica, fauna, calamares
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook