En directo
    Insólito
    URL corto
    0 34
    Síguenos en

    Un alto funcionario de un pequeño país europeo quería ponerse una mascarilla médica antes de hacer una declaración oficial. Pero fue imposible.

    Fadil Novalic, el primer ministro de Bosnia y Herzegovina, extrajo su mascarilla y trató de atar el cordel que se coloca detrás de las orejas alrededor de su cuello.

    Pero no le salió bien.

    Sin embargo, pronto llegó un empleado para ayudarle. El hombre sí logró fijar la máscara alrededor del cuello del político.

    A 26 de marzo de 2020, en Bosnia y Herzegovina hay 185 casos confirmados de coronavirus.

    Etiquetas:
    coronavirus, Bosnia y Herzegovina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook