En directo
    Insólito
    URL corto
    0 91
    Síguenos en

    Un 'youtuber' conocido como Styropyro construyó en su casa el láser portátil más potente del mundo y en un vídeo mostró de qué es capaz un láser cuya potencia supera 20.000 veces el límite legal.

    Así, el límite legal para un puntero láser en EEUU es de tan solo 0,005 vatios, mientras que Drake Anthony (el nombre real de Styropyro) logró ensamblar un dispositivo que proyecta un rayo de 100 vatios. Aunque en realidad existan láseres con una potencia mayor, como los que se usan para eliminar los tatuajes: estos solo se activan en pulsos que duran tan solo 10.000 millonésimas de un segundo.

    Para crear este dispositivo, Drake se hizo con un ejemplar de ingenieros de una matriz de diodos de láser azul. Estos diodos se usan individualmente en los proyectores en cines de grandes tamaños, pero el famoso youtuber decidió montar una linterna con 20 de estos diodos.

    Los encapsuló en lo que era anteriormente un radar de velocidad y junto con ellos metió allí las baterías de litio para alimentarlos, ya que requieren un total de 300 vatios para funcionar. Por esta razón estos dos acumuladores fueron suficientes para tan solo siete minutos de funcionamiento.

    La potencia de este láser se pudo apreciar incluso antes de que Drake ensamblará el dispositivo. En el minuto 3:23 del vídeo, el hombre comprobó que el láser funcionara a una décima parte de su potencia. Tras acabar de montar su dispositivo, llegó la hora de ponerlo a prueba (a partir del minuto 12:12 del vídeo). Vista la fuerza del rayo, no tuvo ningún problema en incinerar objetos de plástico e incluso una tabla de madera. Y no es de sorprender, ya que este láser calienta las superficies hasta los 285 grados centígrados instantáneamente.

    Dicha potencia fue lograda al tener los 20 rayos en paralelo. Sin embargo, Drake decidió llevar el experimento un paso más y montó una lente sobre el dispositivo. De tal modo, la intensidad del rayo aumento drásticamente. De hecho, la temperatura generada por su láser fue suficiente como para quemar un agujero en una botella de cristal (minutos 16:47 del vídeo), para lo cual se requiere una temperatura por encima de los 500 grados centígrados.

    A modo de conclusión, cabe destacar que estos experimentos no se deben repetir por personas no calificadas profesionalmente. El propio Styropyro indica que es algo peligroso de repetir en casa y que hay que tener en mente que él se dedica a experimentos con láseres desde hace prácticamente 15 años.

    Etiquetas:
    cristales, Youtube, láser
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook