00:35 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    El Lotus Esprit usado en The Spy Who Loved Me

    Así una pareja transformó 100 dólares en casi un millón gracias a Elon Musk

    © CC BY 2.0 / Iain A Wanless / Lotus Esprit 007 Submarine Car 2
    Insólito
    URL corto
    1281
    Síguenos en

    En 1989, una pareja compró una almacén personal por 100 dólares sin saber qué estaba dentro. Más tarde, nada más y nada menos que Elon Musk compró el contenido de esta unidad por casi un millón de dólares.

    Una pareja de Long Island, Nueva York, que se ganaba la vida alquilando herramientas de construcción, pagó aproximadamente 100 dólares por un almacén privado que nadie había reclamado en una subasta a ciegas, donde ni ellos ni el vendedor tenían idea de lo que había dentro.

    Al abrir la unidad, vieron un coche deportivo Lotus Esprit de 1976 usado en el rodaje de la película de James Bond de 1977 The Spy Who Loved Me (El espía que me amó, en español). En la película, el coche deportivo se transforma en un submarino y dispara misiles mientras está bajo el agua. Solo que los neoyorquinos no reconocieron el vehículo ya que no habían visto una película de James Bond en su vida.

    El marido planeaba arreglar el techo abollado del coche deportivo y hacer otras mejoras, pero poco después de cargar el auto en un camión y dirigirse a casa les informaron que estaban transportando un auto de James Bond.

    Después de restaurar el vehículo, lo exhibían en exposiciones ocasionales antes de decidir subastarlo en 2013. El Lotus fue vendido en una subasta de la empresa RM Sotheby's en el 2013 a un comprador secreto. Más tarde se reveló que el nuevo propietario era Musk, quien pagó 997.000 dólares por el vehículo.

    El cofundador de Tesla confesó que esta película le había impactado mucho en su infancia: "Cuando era pequeño en Sudáfrica, era increíble ver a James Bond en 'The Spy Who Loved Me' tirar su Lotus Esprit de un muelle, presionar un botón y convertirlo en un submarino".

    Desgraciadamente, a diferencia de la película, en realidad el coche nunca fue capaz de transformarse en un submarino a voluntad. Sin embargo, una empresa de ingeniería naval sí lo hizo sumergible, así que cuando se vendió en 2013 no tenía ruedas, solo aletas. Tampoco era posible conducirlo en tierra.

    Musk también reveló que el automóvil sirvió de inspiración para el nuevo cybertruck de Tesla.

    Etiquetas:
    autos, Elon Musk, James Bond
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik