17:36 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Un pantano en la niebla, imagen referencial

    ¿Otro paso Diátlov? Por qué decenas de personas desaparecieron cerca de San Petersburgo

    CC0 / Pixabay
    Insólito
    URL corto
    2647
    Síguenos en

    Los pantanos Vepski, en la región de Leningrado y cerca de San Petersburgo, han gozado de mala reputación durante mucho tiempo. Los residentes de las aldeas cercanas dicen que son un lugar mortal, y los comparan con el paso Diátlov.

    A diferencia de los Urales, aquí las muertes misteriosas ya se cuenta por docenas. La mayoría tuvo lugar en la década de 1990 y principios de los 2000. En aquella época, tres o cuatro personas desaparecían cada año cerca de la aldea de Shugózero. Más tarde encontraban sus cuerpos.

    Su comportamiento antes de la muerte llevaba a los agentes de Policía experimentados a un callejón sin salida. Durante sus últimas horas de vida, las víctimas pasaban por una misteriosa agonía: se quitaban toda la ropa tirándola o doblándola cuidadosamente frente a ellas. Había quien comía tierra por razones desconocidas.

    Los periodistas del periódico Komsomólskaya Pravda en San Petersburgo fueron a Shugózero para intentar saber más sobre la situación.

    En el departamento de la Policía local, les contaron que el accidente más chocante lo protagonizó un tractorista local. Tras pasar tiempo con unos amigos, el joven se dirigió a su casa atravesando el pantano donde poco más tarde desaparecería. Lo encontraron pocos días después.

    "Fue hace unos 20 años. Era un tipo joven, sano. Tiró todo lo que llevaba mientras caminaba: la chaqueta estaba en un lugar y el mono, en el otro. Su cuerpo fue encontrado en una zanja. Parecía como si estuviera nadando en el barro. Por la autopsia se supo que su estómago estaba lleno de barro. Nadie podía entender por qué se lo estuvo comiendo", comentaron en la Policía.

    ¿Hipotermia más alcohol?

    Las fuerzas del orden no creen que el caso sea ningún misterio y atribuyen lo sucedido al consumo excesivo de alcohol y a una hipotermia.

    "Cuando uno tiene hipotermia, tiene la sensación de que hace mucho calor. Por eso empiezan a desvestirse. Se sienten confundidos, tienen sueño. Y cuando se tiene sueño, se está buscando un lugar privado para dormir. La gente puede enterrarse en las hojas, en la nieve. En este caso, esto podría haber llevado a que la tierra les entrara en la boca. La hipotermia ocurre mucho más rápido en una persona bajo la influencia del alcohol", explica el investigador criminal Piotr Péstov.

    Otras hipótesis

    Según Serguéi Nikitin, especialista de la Oficina de Medicina Forense de Moscú, la razón detrás del extraño comportamiento de estas personas podría haber sido la entrada de ciertas sustancias tóxicas en su organismo. Estas podrían haber causado fiebre y confusión. Las víctimas empezaban a sufrir de un calor insoportable, se arrancaban la ropa y tenían tanta sed que acababan chupando tierra mojada.

    A juicio del experto, se trata de toxinas animales o vegetales: unas plantas, un hongo o una serpiente.

    Serguéi Trifonóvich, investigador del Instituto de Farmacología y doctor en Biología, cree que la culpa la Rhododendron tomentosum, una especie de planta que emite a la atmósfera aceites esenciales con un efecto intoxicante. Esos aceites causan mareos severos y hacen difícil desplazarse.

    Etiquetas:
    muertes, enigma, paso Diátlov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik