Widgets Magazine
18:41 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    La princesa Diana sale de su coche

    La trágica muerte de la princesa Diana no fue casual, aseguran dos testigos

    © AP Photo / Jacqueline Arzt
    Insólito
    URL corto
    2401
    Síguenos en

    Una pareja que dio un testimonio sobre el accidente que mató a la princesa Diana afirma que su muerte no fue un accidente y también que siguen temiendo por sus vidas.

    Robin y Jack Firestone aseguran que todavía viven con miedo después de haber visto dos coches misteriosos en la escena de muerte de Diana y su amante Dodi Fayed.

    Además: El bombero que rescató a la princesa Diana revela todos los detalles de la trágica noche

    La princesa Diana, Dodi Fayed y su chofer, Henri Paul, murieron en el túnel del Pont de l'Alma, en París, el 31 de agosto de 1997.

    Los Firestone le dijeron al diario británico Express que estaban yendo a su hotel en un taxi cuando entraron al túnel minutos después de la tragedia. Allí vieron dos coches "formales" y "mal aparcados" que se habían detenido frente al Mercedes S280 de la princesa. Solo un día después se dieron cuenta de que el Mercedes le pertenecía a Diana.

    El coche de la princesa Diana
    © AP Photo / Jerome Delay
    El coche de la princesa Diana

    Los Firestone encontraron a un oficial de Policía francesa para reportar los misteriosos autos que habían visto, pero les contestó que no necesitaban testigos, ya tenían suficientes.

    La pareja asegura que le impidieron testificar, primero las autoridades francesas y luego las británicas, ya que su historia planteaba interrogantes sobre el accidente. Meses más tarde, cuando se dictaminó que la investigación debía ser escuchada ante un jurado, el padre de Dodi, Mohamed Fayed, quien estaba seguro de que su hijo había sido asesinado, se puso en contacto con ellos para averiguar qué habían visto.

    En septiembre de 1999, el juez francés Herve Stephan había desestimado los cargos de homicidio sin premeditación contra nueve fotógrafos y un motociclista de prensa, alegando que las drogas y el alcohol tomados por el conductor Henri Paul, así como la velocidad excesiva, habían causado las muertes. Sin embargo, a alguna gente le quedan dudas sobre la verdadera naturaleza de la tragedia: quién estaba detrás y si era premeditada. 

    "No creo que la muerte de Diana haya sido un accidente, y el comportamiento de las autoridades me hace creer eso hoy más que nunca", dice Robin.

    "Todo el accidente fue una cosa del 'establishment'", agrega Jack, su marido.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik