Widgets Magazine
15:57 GMT +317 Octubre 2019
En directo
    Una vaca (archivo)

    Besos de lengua a las vacas, el desafío viral que preocupa al Gobierno austríaco

    CC0 / Pixabay
    Insólito
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Un desafío viral que propone besar vacas obligó a la ministra de Agricultura de Austria a advertir sobre los riesgos que puede implicar. Si bien se trata de animales pacíficos, la jerarca aclaró que los animales pueden ser agresivos cuando defienden a sus crías.

    El #KuhKussChallenge (Desafío de besar a una vaca) fue propuesto días atrás por Castl, una aplicación suiza dedicada a proponer desafíos virales a sus usuarios con el objetivo de recolectar fondos para causas benéficas.

    El juego proponía que el beso podía ser "con o sin lengua".

    Por supuesto, no fueron pocas las personas que se lanzaron en busca de rumiantes para besar, tanto en Suiza como en países vecinos. El desafío llegó rápidamente a Austria, donde despertaron la preocupación del Gobierno.

    Según recogió la cadena AFP, la ministra de Agricultura austríaca Elizabeth Joestinger calificó que la consigna como una "peligrosa" y remarcó que "las praderas no son zoológicos".

    ​En efecto, la ministra aclaró que, a pesar de que las vacas suelen ser pacíficas, pueden volverse agresivas si entienden que sus terneros están en peligro.

    Insólito: El vídeo viral de unos gorilas intentando no mojarse por la lluvia

    La preocupación del Gobierno obedece a que Austria conoce muy bien los problemas que pueden darse entre las vacas y los turistas que pasean por las montañas. En febrero de este año, una corte de Tirol obligó a un granjero a pagar 490.000 euros al esposo de una mujer que murió aplastada por una manada de vacas en 2014.

    El Gobierno incluso procura aprobar un 'código de conducta' para turistas que recorran las montañas, de forma que eviten acercarse innecesariamente a las vacas.

    Etiquetas:
    redes sociales, Austria, vaca, reto viral, viral
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik