En directo
    Un poco de compost

    Compost con cadáveres humanos: la nueva tendencia que podría extinguir los cementerios

    CC0 / Pixabay
    Insólito
    URL corto
    0 62

    Hacer compost con la basura orgánica en los hogares se transformó en una práctica habitual: cáscaras de fruta, restos de verduras y alimentos echados a perder se utilizan para fertilizar la tierra del jardín o la huerta. Hay quienes sugieren que esta técnica podría aplicarse también con los cadáveres humanos. Te contamos todo al respecto.

    Las personas más consideradas con el medioambiente tienen en su casa un recipiente especial para hacer compost: aunque no sea complicado en sí, crear abono a partir de los residuos orgánicos requiere paciencia, un recipiente adecuado, una mezcla balanceada de restos y un proceso meticuloso.

    Pero, ¿qué pasa si una vez que pasemos a mejor vida nos transformamos nosotros mismos en compost? Al fin y al cabo, como reza el dicho popular con orígenes bíblicos, del polvo venimos y al polvo vamos.

    En ese caso, una versión moderna de este refrán podría resumirse así: "Del polvo venimos y al compost vamos". Ya hay quienes sugieren aplicar el compostaje en el caso de otros animales muertos. Y ahora, en el estado de Washington, en EEUU, la discusión sobre cómo legalizar esta práctica cobró nueva relevancia.

    Más información: Problema residual: ¿qué hacer con tanta basura?

    En ese estado, una empresa llamada 'Recomponer' propone "una alternativa a la cremación y a los métodos de entierro convencionales", según afirman en su sitio web. La técnica, precisamente, se llama recomposición y "convierte los restos humanos en tierra, de modo de poder nutrir nueva vida después de la muerte".

    Según la entidad, el compostaje de cuerpos humanos permite enriquecer la tierra en carbono —evitando así la erosión y beneficiando su fertilidad— y mejorar la salud de la misma: en el sitio, precisan que la opción que proponen permite ahorrar emisiones de carbón en una tonelada métrica por persona.

    Si con la cremación se liberan gases nocivos para la atmósfera y que potencian el efecto invernadero, el entierro convencional plantea dificultades como el manejo de las sustancias vertidas a la tierra, potencialmente perjudiciales. Por eso, la recomposición se plantea como una opción ecológica.

    Te puede interesar: En forma de botella de cerveza o de león, los disparatados ataúdes de Ghana

    Tal como informa la cadena NBC, Washington podría ser la primera jurisdicción de EEUU en la que se regule esta práctica. Recompose, junto con la universidad de ese Estado, realizó experimentos que concluyen que es una práctica segura a partir de una experiencia piloto con seis familias que dispusieron el cadáver de sus seres queridos para el compostaje.

    ¿Cómo es el proceso? En una especie de gran 'compostera' de tres niveles, el cuerpo se dispone en mortajas de tela, donde se realiza la ceremonia mortuoria, como explica una nota del periódico The Guardian. Allí se deposita en la tierra, junto con otros materiales orgánicos como aserrín o paja. En pocas semanas, el cuerpo se descompone en tierra, y a medida que avanza el tiempo, nuevos cuerpos son depositados y se extrae el compost terminado.

    De este modo, la recomposición se lleva a cabo de manera cíclica. Las familias finalmente reciben de manera simbólica un poco de esta tierra inocua para hacer crecer plantas. De momento, en Washington un senador presentó un proyecto de ley. ¿Se podrá ver en el futuro una nueva tendencia? Será cuestión de esperar.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    fertilizantes, tierra, compost, recomposición, Washington, EEUU