En directo
    Vino (imagen ilustrativa)

    ¿Qué tienen en común el desastre nuclear de Fukushima y el vino de California?

    CC BY 2.0 / Faisal Akram / Red Red Whine
    Increíble pero cierto
    URL corto
    0 20

    Investigadores franceses acaban de hallar una consecuencia inesperada del accidente nuclear de Fukushima que tuvo lugar en 2011. El Centro Nacional para la Investigación Científica reveló haber encontrado partículas radioactivas sobrantes en el vino de California.

    Un grupo de científicos franceses estudió vinos tintos y rosados, cosechados entre 2009 y 2012.

    Asuntos relacionados: Japón insiste en que se levante la prohibición a sus exportaciones tras Fukushima

    Tras llevar a cabo una espectrometría de rayos gama, los físicos detectaron una cantidad elevada de partículas radioactivas.

    Así, el vino fabricado después del año 2011 contenía Cesio-137, isótopo radiactivo que se produce principalmente por fisión nuclear en reactores o armas atómicas.

    El jefe del grupo científico Michael Pravikoff tranquilizó a los aficionados al vino y explicó que de todas maneras la concentración de dichas partículas en la bebida es extremadamente baja y, por lo tanto, no representa ningún peligro. Es decir, la tasa de radiación era incluso menor del nivel natural del planeta.

    Los representantes del Departamento de Salud Pública de California declararon que no habían conocido el estudio y también afirmaron que el reciente hallazgo no amenazaba la salud de la población, según informa The New York Times.

    Anteriormente, la Organización Mundial de la Salud informó que tras el accidente nuclear de Fukushima, los alimentos, tanto en Japón como fuera del país, no eran peligrosos para los consumidores.

    Además: Día negro: ¿cómo afectó el accidente nuclear de Fukushima a la economía japonesa?

    Japón sobrevivió el 11 de marzo de 2011 a uno de los peores días en su historia. El país asiático se colocó al borde de una catástrofe nuclear cuando un potente terremoto de magnitud nueve sacudió la región de Tohoku.

    Su fuerza fue tan tremenda que generó un potente tsunami en el océano que posteriormente azotó las costas nororientales del país. Las cosas empeoraron aún más cuando las olas dañaron la central nuclear de Fukushima, provocando fugas de material radioactivo. 

    Además:

    Rosatom desarrolla un combustible nuclear 'anti-Fukushima'
    Japón guarda un minuto de silencio por las víctimas del sismo devastador de 2011
    TEPCO instala sarcófago sobre el reactor 3 de la central averiada Fukushima-1
    Etiquetas:
    alimentos, radiación, vino, California, Fukushima
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik