En directo
    Una serpiente cascabel

    Una serpiente decapitada lleva al borde de la muerte a su atacante: ¿cómo es posible?

    CC0 / Pixabay
    Increíble pero cierto
    URL corto
    4151

    Un residente de Texas pasó cuatro días en cuidados intensivos después de que lo mordiera la cabeza de una serpiente venenosa que él mismo había decapitado minutos antes, informó The Washington Post.

    El escalofriante incidente ocurrió el 27 de mayo cuando Jeremy Sutcliffe, de 40 años, y su esposa Jennifer estaban trabajando en su jardín. De repente, descubrieron una serpiente cascabel de cuatro pies de largo. El hombre decidió matar al reptil con una pala, no obstante, cuando trató de deshacerse de los restos de la serpiente —unos 10 minutos después—, la cabeza de la culebra 'resucitó' y le mordió la mano.

    "Descargó todo su veneno en él, hubo mucho veneno", declaró a los medios la mujer de la víctima.

    Jennifer reveló: "llamé al 911 y salimos de inmediato en el coche sin un destino claro, ya que no sabíamos qué hospital tendría un antídoto disponible".

    Agregó que el hombre empezó a sufrir convulsiones y perdió el conocimiento. Luego, un helicóptero médico trasladó a la víctima hasta el hospital de Corpus Cristi, ubicado a unos 65 kilómetros del lugar del incidente.

    "Me dijo: 'Si muero, recuerda que te amo'. Creo que sabía que se encontraba muy mal", afirmó la mujer. 

    Los médicos se vieron obligados a inyectarle 26 dosis de antídoto, cuando lo habitual es aplicar entre dos y cuatro. Luego, los médicos le han puesto en coma inducido. Afortunadamente, cuatro días después del ataque de la culebra, Jeremy despertó y ahora se encuentra estable.

    Según explicó al portal Gizmodo la experta estadounidense en venenos, Leslie Boye, tratar de levantar del suelo la cabeza decapitada de un reptil es un "error clásico". 

    "La gente no se da cuenta de que los reptiles y los mamíferos funcionan de manera diferente", explicó. La investigadora del instituto VIPER de la Universidad de Arizona subrayó que las serpientes son capaces de moverse hasta 12 horas después de haber sido cortadas en dos. Incluso afirmó que fue consultada sobre un caso en el que una persona fue mordida por una culebra momificada. 

    Por su parte, el profesor David Penning, de la Universidad del Estado del Sur de Missouri, explicó en una entrevista con la revista LiveScience que "cortar la cabeza de una serpiente no va a causar su muerte instantánea, ya que no consume grandes cantidades de oxígeno. Es muy probable que ni siquiera esté consciente de que perdió su cuerpo". Agregó que la mordida de una serpiente decapitada puede ser aún peor que la de una viva, ya que es incapaz de controlar cuánto veneno inyecta.

    Increíble vídeo: Un hombre inmune al veneno de serpientes mortíferas

    Pero, ¿qué puedes hacer si ves un reptil venenoso en tu patio? Según recomendó Boye, en vez de atacar a una serpiente, es necesario llamar a un experto para que la elimine. 

    Además:

    Mientras tanto, en Indonesia… militares decapitan serpientes venenosas a mordiscos (vídeo)
    Un indio muere al tratar de coser la boca de una cobra venenosa
    Serpiente sin vida muerde a un hombre en China
    Una serpiente estrangula a un encantador durante un show en vivo (vídeo)
    Etiquetas:
    veneno, serpientes, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik