En directo
    San Petersburgo, imagen ilustrativa

    El 'Puente de la Estupidez' de San Petersburgo atrapa a su víctima 149

    © Sputnik / Alexey Danichev
    Increíble pero cierto
    URL corto
    1211

    A finales de la semana pasada, el famoso 'Puente de la Estupidez' de San Petersburgo atrapó dos autos en dos días después de tres semanas 'en paz'.

    Este puente es un paso elevado en la intersección de dos calles en San Petersburgo y se lo conoce como 'Puente de la Estupidez' por incluir una inscripción que informa de que es demasiado bajo como para que pueda transitar una furgoneta. No obstante, como si fueran moscas atraídas por la miel, las furgonetas se quedan atrapadas regularmente bajo sus vigas.

    Te puede interesar: El peligroso reto viral que podría afectar a miles de adolescentes

    En primer lugar, en la noche del sábado 12 de mayo, llegó la víctima 148 del puente —una furgoneta Gazelle—, que se rompió al impactar contra el techo de la infraestructura. Pocas horas después, el 13 de mayo por la tarde, el vehículo 149 también encontró allí su 'muerte'.

    El puente, que dispone de una cuenta de Twitter propia, ha 'celebrado' este evento con los siguientes tuits:

    "¿Están durmiendo? Bien por ustedes… ¡a mí me despertaron!" y "¿Han decidido qué me van a dar por el aniversario?".

    La popularidad de esta construcción ha llegado incluso a oídos de las autoridades. Estas, tras comprobar el puente, llegaron a la conclusión de que "todas las estructuras básicas están en buen estado, incluidas las vigas principales". Es decir, en este 'combate' desigual, los repetidos accidentes solo dañan a los vehículos.

    Además:

    ¿Incompetencia o estupidez? Usan en un videojuego la foto de diplomático ruso asesinado (foto)
    No es la inteligencia artificial la que nos amenaza, sino la 'estupidez artificial'
    Hawking: "La historia de la humanidad es la historia de la estupidez"
    Etiquetas:
    puente, estupidez, accidente, San Petersburgo, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik