11:48 GMT +326 Septiembre 2018
En directo
    Patas de un perro

    La emocionante historia del perro que acompañó durante 12 años la tumba de su dueño (fotos)

    CC0 / Pixabay
    Increíble pero cierto
    URL corto
    12600

    Argentina llora la muerte de 'Capitán', un perro que durante la mayor parte de su vida acompañó durante más de 10 años a su dueño en el cementerio. El famoso can se desplazaba allí sin que nadie lo llevara. Sputnik te narra su conmovedora historia.

    Capitán era un perro mestizo, mezcla de husky siberiano y ovejero alemán. Había llegado a su casa de la localidad cordobesa de Villa Carlos Paz (Córdoba) en 2005, cuando Miguel Guzmán, el padre de la familia, lo regaló a sus hijos. Al año siguiente el hombre murió. Pero este triste hecho fue solo el inicio de una emotiva historia que tuvo como protagonista al can.

    A los pocos días de la muerte de Miguel, Capitán desapareció. En medio del luto, su ausencia pasó desapercibida. Luego volvió y pasaba su tiempo echado en las inmediaciones de la casa. Finalmente se fue para no volver más: la familia Guzmán pensó que habría sido adoptado o que habría fallecido, según cuenta el periódico cordobés La Voz.

    Aunque un día, cuando los Guzmán fueron a visitar a Miguel a su tumba, recibieron una grata sorpresa. Allí estaba Capitán, sentado junto a la última morada de su dueño. La manera en la que llegó es una incógnita.

    El velatorio de Miguel fue en una casa mortuoria lejana a la casa y el cementerio está a una distancia considerable de la casa y el perro no participó ni del último adiós ni del cortejo fúnebre. Pero de alguna manera había llegado a dar con su dueño.

    Lea también: La ciudad más austral del mundo acorralada por jaurías de perros salvajes

    Los Guzmán llevaron al perro de regreso a su casa, pero de todos modos cada vez iba caminando de regreso al cementerio. Allí se estableció del todo: en ocasiones visitaba su antiguo hogar por sí solo, aunque siempre regresaba al campo santo.

    Según dicen los trabajadores del lugar, a las seis de la tarde puntualmente se echaba al lado de la tumba de Miguel. La historia se volvió conocida en todos los medios locales y trascendió fronteras. Personas de muchos lugares de Argentina que pasaban por la localidad acudían a visitar a este 'ciudadano' célebre.

    Así vivió durante unos 12 años hasta que los años le pasaron factura. Capitán ya tenía unos 15 años de vida, una insuficiencia renal y serios problemas de salud. Estaba ciego y a duras penas se podía mover. Aún así, permanecía al firme junto a Miguel. Hasta que en los últimos días también pasó a la eternidad, según informó Clarín.

    ​La entidad de protección de los animales de Carlos Paz podría haberlo llevado a que pasara sus últimos momentos de vida en un refugio, pero consideraron que el perro merecía terminar su vida junto a la tumba.

    ​Ahora, se ha abierto un debate sobre qué hacer con sus restos. Hay quienes lo quieren enterrar junto a Miguel. Las autoridades quieren incinerarlo, esparcir sus cenizas en la plaza principal y construir el monumento al perro más fiel del mundo. Sea cual sea la decisión, Capitán ya se hizo un lugar en el corazón de los argentinos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Conoce el perro más perezoso de las redes sociales (fotos, vídeos)
    Game of Bones: las aventuras de un perro para conquistar el trono
    Etiquetas:
    tumbas, cementerio, perros, Argentina