12:04 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    Nube mastodóntica sobre Rosario (Argentina)

    Siete fenómenos sobrenaturales para los que apenas hay explicación

    CC0 / Fernandolk
    Increíble pero cierto
    URL corto
    0 160

    El mundo que nos rodea es extraordinariamente diverso y en ocasiones hasta mágico. Y si bien los truenos, espejismos, auroras o eclipses ya no sorprenden a nadie, la naturaleza aún oculta bajo su manga un par de fenómenos tan infrecuentes como increíbles, que podrían dejar boquiabierto hasta al más experimentado naturalista.

    Sputnik ha recopilado un 'top 7' de los fenómenos naturales más inusuales. Pero más sorprendidos los dejará la explicación de cómo y cuándo pueden ocurrir.

    1. Arcoíris lunar

    Usualmente solemos relacionar los arcoíris con un sol brillante y cielo despejado. De ahí que encontrarse con su espectro de colores en medio de la noche podría parecen un acto de verdadera magia. No obstante, este rarísimo fenómeno sí puede volverse realidad cuando cae la noche si se producen las siguientes condiciones:

    ▪ cielo despejado;
    ▪ luna llena, cuando nuestro satélite es más brillante;
    ▪ justo antes del crepúsculo matutino y poco después del vespertino, cuando la Luna está baja y su luz deja largas sombras;
    ▪ abundante humedad en el aire, por lo que habitualmente se ven después de las lluvias o en cataratas.

    Los colores del arcoíris lunar no son tan brillantes como los del solar, ya que la luz que refleja la Luna es más débil ante los receptores del ojo humano. De ahí su segundo nombre: arcoíris blanco. Sin embargo, con una debida configuración, las cámaras fotográficas sí son capaces de reflejar todo su espectro.

    Arcoíris lunar captado con una cámara de exposición larga sobre las cataratas Victoria (Zambia)
    Arcoíris lunar captado con una cámara de exposición larga sobre las cataratas Victoria (Zambia)

    2. Nubes mastodónticas

    Este extraño fenómeno atmosférico de aspecto apocalíptico ocurre cuando las masas de nubes cubren el cielo amontonándose en cúmulos llamados mammatus. Los rayos de sol que atraviesan las nubes crean en el cielo un terrorífico juego de luz y sombras, causando en nuestras mentes asociaciones infernales, sobre todo durante el ocaso.

    Sin embargo, los especialistas indican que no hay nada que temer. Se trata de una simple manifestación física de la inestabilidad Rayleigh-Taylor, que se produce cuando un fluido de baja densidad empuja a otro de densidad mayor.

    En el caso de nuestra atmósfera, esto puede tener lugar en raras ocasiones, cuando las nubes de tormenta de un frente frío y húmedo se encuentran con otro cálido y seco. Las nubes más densas se ubican sobre el aire seco, cuyas altas temperaturas y presión impiden la caída de las gotas de agua. Esto produce la ya mencionada inestabilidad que moldea el aspecto de la nube, acumulando su contenido húmedo en las mammatus.

    Nube mastodóntica sobre Rosario (Argentina)
    Nube mastodóntica sobre Rosario (Argentina)

    3. Arcoíris de fuego

    A primera vista, este efecto óptico podría asemejarse a un arcoíris convencional. Pero si ustedes se fijan más atentamente, se percatarán de que, de hecho, es totalmente horizontal a la superficie terrestre y sus colores no tiñen el cielo de forma continua, sino que, al contrario, única y exclusivamente a las nubes. Además, suelen ser más cortos y de mayor espesor que sus análogos más comunes.

    Vea más: Logran captar uno de los fenómenos más raros de la naturaleza: un arcoíris redondo

    Este fenómeno es bastante infrecuente, porque solo puede ocurrir cuando el Sol está en lo alto del cielo y con la presencia de nubes tipo cirro. Estas últimas aparecen por encima de los cinco kilómetros y están compuestas de cristales de hielo. Si la alineación de los cristales camina en paralelo a la superficie terrestre, la luz que los atraviesa hace que la propia nube sea la que brille como una llama arcoíris.

    Arcoíris circunhorizontal fotografiado en Antofagasta (Chile)
    Arcoíris circunhorizontal fotografiado en Antofagasta (Chile)

    4. Cráteres en las nubes

    Durante siglos, a los seres humanos les ha horrorizado y a la vez intrigado un misterioso fenómeno atmosférico, que semeja el ojo de un huracán o un cráter que aparece de la nada en el cielo nublado.

    Conocidos como 'skypunch', estos vacíos circulares o elípticos aún no tienen una explicación contundente de la comunidad científica. Una de las posibles razones de su aparición es el llamado proceso de Bergeron, provocado por el paso de una aeronave.

    La repentina reducción de la presión causada por las puntas de ala o hélices provocan un rápido enfriamiento del aire a su paso. Este fenómeno es precisamente el causante de la larga cinta blanca que dejan los aviones a su paso. En caso de traspasar una nube, las naves pueden provocar la aparición de pequeños cristales de hielo, que 'caen' de la nube y se evaporan camino a la tierra. No obstante, el agujero causado crece rápidamente por el proceso de Bergeron —que funciona como un efecto dominó— dejando los grandes orificios en medio de las nubes.

    Orificio 'skypunch' captado sobre Australia
    Orificio 'skypunch' captado sobre Australia

    5. Falsa Luna y falso Sol

    Estos raros fenómenos ópticos, conocidos en la comunidad científica como paraselene y parhelio, respectivamente, pueden confundir a cualquiera que no esté preparado mentalmente para afrontar ver en el cielo tres soles simultáneamente.

    Se trata de una fantástica anomalía celestial causada por las partículas de hielo en los cirros, las mismas que provocan el ya conocido arcoíris de fuego. Mediante la reflexión y refracción de la luz, estas producen en el cielo una deformada copia luminosa del cuerpo celeste, que se manifiesta alrededor de 22 grados a su izquierda y derecha.

    Así que no se dejen confundir por su visión, tanto la Luna como el Sol permanecen justo en el centro.

    Fenómeno del parhelio captado en Dakota del Norte (EEUU)
    Fenómeno del parhelio captado en Dakota del Norte (EEUU)

    6. Nubes de madreperla

    Con este romántico y tierno nombre se denomina a unas nubes que se caracterizan por sus vistosos tonos pastel, con reflejos nacarados e iridiscentes, tan raras como bellas y… peligrosas. Y es que estas nubes están compuestas de diminutos cristales de ácidos nítrico y sulfúrico, causantes de los agujeros de ozono. Procesos químicos poco comunes dentro de estas nubes, catalizados por los pequeños cristales de hielo, convierten a algunos gases en destructores de la capa de ozono.

    Estas malignas reacciones químicas son las que le brindan su peculiar colorido.

    En la comunidad científica llevan el nombre de nubes estratosféricas polares (PSC, por sus siglas en inglés) y, como indica su propio nombre, se conforman cerca de los cascos polares. A temperaturas extremadamente bajas, inferiores a los –78°C, estas nubes se forman entre los 15 y 30 kilómetros de altura, en la frontera de la troposfera con la estratosfera.

    Estas nubes pueden aparecer en el océano Ártico durante el invierno boreal, así como en la Antártida durante el invierno austral. El tiempo perfecto para su observación son los crepúsculos, cuando el Sol ya está detrás del horizonte, pero aún ilumina la atmósfera terrestre.

    Nube polar estratosférica sobre el lago Mjosa (Noruega)
    Nube polar estratosférica sobre el lago Mjosa (Noruega)

    7. Dementor sobre Zambia

    En marzo del 2017, el mundo se sorprendió por una imagen publicada en uno de los periódicos de Zambia: sobre uno de los mercados de la ciudad de Kitwe aparecía una extraña figura, parecida a los Dementores —espectros fantasmales salidos de las novelas de Harry Potter—.

    Lea también: ¿Por qué Harry Potter es un fenómeno?

    Los lugareños más supersticiosos lo relacionaron con una demostración divina. Sin embargo, lo más probable es que se trate de un simple montaje. Esto último es una clara prueba de que la imaginación humana es, sin duda, el fenómeno natural más extraordinario.

    Así que no se deje engañar. El mundo que nos rodea puede ser aún más extraordinario y sorprendente que cualquiera de los falsos misterios que les quieran hacer creer.    

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Las 6 leyendas más terroríficas de Moscú
    Etiquetas:
    fenómenos naturales, arco iris