En directo
    Insólito
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    Apodada de Bola, un armadillo hembra rescatado del tráfico animal en Argentina corría el riesgo de morir. Mientras todavía se recuperaba, sorprendió a sus cuidadores al dar a la luz su pequeña cría.

    Rescatada en condiciones de salud muy precarias tras ser ofrecida como mercancía en la zona metropolitana de Buenos Aires, un tatú bola hembra logró su primer milagro: sobrevivir a los maltratos a los que estuvo expuesta tras ser capturada en su hábitat natural para servir al tráfico animal.

    De cada 10 animales víctimas de ese crimen, solamente uno suele sobrevivir, y todavía menos son los que logran ser devueltos a las áreas silvestres de origen, según el diario argentino La Nación. Pues Bola, como fue apodada por sus rescatistas, logró integrar los ínfimos números de esas estadísticas, a pesar de las dificultades en tratar sus heridas.

    ​Tenía quemaduras en las patas, infecciones y estaba desnutrida. Debido a sus características de acurrucarse y convertirse en una pelota protegida por un espeso caparazón, Bola casi no dejaba que sus cuidadores la medicaran.

    "Siempre tuvo miedo al contacto con nosotros y tocarla significaba un estrés para ella. Eso nos daba un poco de pena, pero la realidad es que ese comportamiento es el que esperamos cuando lo que buscamos es que el animal vuelva a su lugar, con los suyos, y no que se acostumbre a los humanos", explicó la rescatista Antonella Lobo a La Nación.

    Pasados tres meses de tratamiento en un ambiente que simulaba su hábitat natural mientras se gestionaban los trámites para devolverla a una reserva ecológica al norte de Argentina, Antonella se encontró con el segundo milagro: Bola había parido a Bolita.

    El bebé armadillo también estuvo cerca de la muerte debido a la dificultad que tenía la madre en amamantarla por la recuperación que atravesaba. Pero lo peor ya se había superado, y bajo los cuidados de un equipo experto, madre e hijo se fortalecieron y lograron volver a la naturaleza.

    Etiquetas:
    naturaleza, tráfico de animales, rescate, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook